Norita Cortiñas: “Querido hijo, querida hija, acá estamos para luchar”

Por Revista Sudestada

El jueves pasado las Madres de Plaza de Mayo, Línea Fundadora, reanudaron la querida Ronda de los jueves y allí estuvieron presentes Norita Cortiñas y Mirta Baravalle, con el abrazo compañero y con la fuerza de los 30 mil detenidos desaparecidos. Sin dudas una jornada emocionante en la que Mirta y Norita tomaron la palabra que les compartimos aquí. Especialmente Norita recordó el Mundial ´78 y quiso compartir un relato sobre Mirta y su marido cuando Argentina le ganó a Holanda y empezaron los festejos mientras ellos atravesaban el drama de la desaparición de su hija embarazada. Una anécdota que duele y sigue sangrando, pero en vísperas de un nuevo mundial que se avecina es necesario recordarla para que nunca más un campeonato sea excusa para tapar las tragedias que padecen los pueblos.

“Muchos periodistas nos preguntan cómo vivimos el mundial. En el caso de Mirta Baravalle, que además de su hija, busca a su nieta o nieto y a su yerno, no paró ni un día. Empezó antes que yo a caminar las calles del país y del mundo. El día del Mundial en todas las casas aunque sea fugazmente se prendía un ratito la televisión porque el fútbol es parte de un deporte nacional, popular. Nuestros hijos lo jugaron en el potrero, en la calle, en la vereda y el fútbol es el fútbol, es el amor de mucha gente del pueblo. Cuando jugó Argentina y los genocidas saludando desde la pantalla de la televisión, impunes, asquerosos, repulsivos. El marido de Mirta escuchó el barullo en la calle, abrió la ventana y vio la marea humana que venía a celebrar a la plaza de la república, el marido pensó en los hijos desaparecidos, además buscaban al nietito. Se horrorizó de que pudieran festejar tanto sin pensar el drama que sufríamos. Esa noche el esposo de Mirta falleció. Cuando nos preguntan cómo lo vivimos fueron noches y días de horror que vivimos. Los jugadores no tenían la culpa de esta miseria humana de armar un mundial para querer tapar lo que pasaba en la Argentina. Y hoy nosotras somos invitadas a los clubes de fútbol. Ayer estuve en Argentina Juniors, el domingo en Vélez. Están haciendo homenajes a sus desaparecidos desde una actitud ética, de a poco todos los cuadros hacen entregas simbólicas de carnets a las familias”.


“Nosotras decimos que si acá estuvieran los 30 mil, la cosa no seria así, pero no porque no vale lo que hacen ustedes, sino porque faltan 30 mil, y cómo faltan, tendríamos que tenerlos acá. Así que por eso seguimos luchando, por eso les pedimos a ustedes que no se olviden que tenemos que seguir recordando A todas las que nos faltan los hijas o las hijas, nos pasa lo mismo, el lugar de la mesa está vacío, sólo está porque el recuerdo de todos ustedes nos ayuda a seguir adelante. Si nosotras no hubiéramos creído en el pueblo, sino hubiéramos creído en toda la gente que por años y años nos vienen abrazando y acompañando, nos ayudaron a que cada día nos levantemos con fuerza y digamos: “Querido hijo, querida hija, acá estamos para luchar”. Expresó Norita Cortiñas para cerrar la jornada.

Compartí en tus redes favoritas

Leer anterior

Alicia Reynoso: “Fueron muchos años de silencio”

Leer siguiente

El gigante que no quiso ser piedra