¿Dónde está el rubio del pasaje?

Sobre Facundo Rivera Alegre, desaparecido en democracia por la policía de Córdoba y la obra de teatro que lo trae al presente en 2021: La ilusión del Rubio.

Por Meli Cuitiño

Facundo,  también conocido como el Rubio del Pasaje, fue visto por última vez en Córdoba el 19 de febrero de 2012. Ya se cumplieron 9 años de su desaparición física y su mamá Viviana, junto a familiares y amigxs, lo siguen buscando. Después de un baile de cuarteto del cantante Damián Córdoba, a Facundo no se lo vio más, se lo llevó la policía. En paralelo al narco escándalo en el que renuncia el jefe comisario Ramón Frías y el ministro de Seguridad Alejo Paredes, bajo el gobierno de De la Sota, deviene un juicio plagado de irregularidades que condena a dos pibes de barrio Maldonado, cerrando así la causa. Su mamá aún lo sigue buscando y sigue preguntando: ¿Dónde está Facundo?

Un pibe de barrio

Como cada aniversario de la desaparición de Facundo, el autor de la obra de teatro “La ilusión de rubio”, Santiago San Paulo, acompaña a Viviana en las actividades que se organizan en torno al caso, desde la escritura de textos,  poemas, y ahora, desde la obra. Al consultarle sobre este trabajo que forma parte de la selección del concurso “Nuestro Teatro” del Cervantes, Santiago le cuenta a Sudestada que en este proceso “aparece una voz ficcional que es la voz de facu, con la intención de que aparezca y hable en primera persona”. Este caso es emblemático en Córdoba, al igual que los casos de gatillo fácil, todos vinculados al poder político del Estado y a las distintas maniobras que rondan al negocio clandestino. Facu es la imagen de muchos pibes desaparecidos y asesinados por la policía, andaba de gorra por los barrios, iba a bailes de cuarteto y tenía esa etiqueta; esto demuestra que en Córdoba la policía genera hostigamiento a los pibes, es muy notorio aunque muchas familias no se atrevan – por miedo – a reclamar por estas ausencias; Facundo es un desaparecido en democracia, por eso tiene sentido que yo me involucre artísticamente, para acompañar la causa y exigir su aparición ”, dice Santiago.

Viviana Alegre / Foto Gentileza de Santiago San Paulo

Con vida se lo llevaron 

Después de la sentencia, el fiscal Gustavo Dalma dijo, que  “ahora lo que el Estado  puede hacer por ustedes – la familia de Facundo –  es una ayuda humanitaria  y colaborar con la búsqueda”; pero pasaron 9 años. Y esa afirmación pone en evidencia no sólo la falta de empatía de los organismos estatales sino que trae dudas acerca de cómo fue esa colaboración, porque pese al tiempo transcurrido y de las palabras de este fiscal, no sólo no lo encontró sino que todavía no dio respuesta alguna, no se hace cargo, no asume su responsabilidad de buscar a Facundo. Lo que “se intenta con la obra La ilusión del rubio, es dar visibilidad a nivel nacional del caso para que se puedan presentar recursos que interpelen la sentencia, porque este es uno más en los que el Estado y la policía son responsables, es imposible que un cuerpo no aparezca, hay connivencia del poder político del Estado, como en el caso de Facundo Austidillo Castro que se relaciona con la policía bonaerense, igual que el de Santiago Maldonado que se vinculó a la gendarmería, como el de Luciano Arruga con la policía de la provincia de Buenos Aires; es visible cómo las fuerzas de seguridad del Estado están involucradas, y además, matan. Vamos a seguir pidiendo, porque va a aparecer”, cuenta el autor de La Ilusión del Rubio. 

La muerte de Facundo Quiroga

A 9 años de la desaparición, como todos los aniversarios, diversas actividades  se realizan en la plaza Aguilera de barrio Junior para recordar a Facundo, todas organizadas por familiares y amigxs que debieron pedir autorización a la Municipalidad y a la Secretaría de Derechos Humanos para ocupar el espacio verde y cumplir con todos los requerimientos y la burocracia necesarios para llevarse a cabo. Cuando llega la habilitación municipal firmada por Espacios Verdes y la secretaría que permite la realización del evento, comunica en un escrito que “en plaza Aguilera se autoriza la actividad por cumplirse 9 años de la muerte de Facundo Quiroga”… explica Santiago y agrega:eso está escrito en la autorización que le llegó a Viviana, y dice ¿muerte? entonces ¿saben dónde está?, entonces ¿no está desaparecido? ¿Por qué dice la muerte de Facundo Quiroga? el prócer…  los grupos de familiares y amigos que organizan la actividad lo tomaron muy mal, para Viviana fue muy fuerte leer Facundo Quiroga y no el nombre de su hijo al cual no se atreven a nombrar, pero hablan de muerte y no desaparición, y esto viene de la Municipalidad de Córdoba que tiene el mismo signo político que provincia; el Estado no asume la responsabilidad de hacer aparecer a una persona que está desaparecida y además, con estas conductas se violenta la búsqueda”, cuenta Santiago. 

La Ilusión de Rubio – Teatro Cervantes

Cuando la realidad supera la ficción

En la explanada de la Biblioteca Nacional, la obra La ilusión del rubio, escrita por Santiago San Paulo y dirigida por Gastón Marioni se presentó en febrero con 4 funciones para darle voz a Facundo en la piel de Martín Slipak. Al hablar sobre la función del arte escénico, Santiago comenta que “el teatro tiene esta posibilidad de hacer aparecer, porque trabaja siempre sobre una ausencia, como con un personaje de ficción plena, el teatro puede hacer aparecer con la actuación, algo que no está; entonces, trabajar sobre la ausencia de una persona que realmente existió es lo que pone al teatro en el campo de lo político – social”. 

En este caso el autor elabora el texto con datos reales mezclados con ficción, para darle a la obra una plataforma de anécdota, por lo que “no tiene una función documental la obra sino una relación directa con el  testimonio, esa es la diferencia con lo documental, el fin periodístico que busca la verdad, en cambio el teatro testimonial da un testimonio con una postura más subjetiva mediante la ficción; la idea de la obra es testimoniar quién era Facundo: un pibe lleno de ilusiones, con 19 años era feliz y le gustaba cantar, era alegre”, comenta Santiago. Actualmente la obra, que fue seleccionada en pandemia, está grabada y se encuentra disponible online en la plataforma YouTube del Teatro Cervantes. 

La Ilusión de Rubio – Teatro Cervantes

Ni muerto ni vivo

¿Qué es un desaparecido? “un desaparecido es una incógnita, no tiene entidad: no está ni muerto ni vivo”, fueron las palabras del represor Videla y, con esta frase, se sintetiza un período marcado por el terrorismo de Estado en la que demuestra su participación con la desaparición de personas en la dictadura cívico – militar. En el presente y en democracia, la mamá de Facundo, como muchas otras madres que buscan a sus hijxs, no puede hacer el duelo, lo sigue esperando, y “la ilusión es este doble juego del teatro: entre el acto de hacer aparecer y el pibe ilusionado, y así hago el teatro que siento, que va cambiando y me permito jugar con los géneros, me parece que lo político está en las formas de hacer más que en el contenido, es un teatro que puede volver a conectarse con la vida, con lo que pasa en la sociedad, está en la manera de mirar hacia afuera y de conectarse con la vida y la realidad”, finaliza el escritor de la obra que tendrá nuevas funciones presenciales, entre ellas en Teatro Estudio de La Plata el 21 de marzo con la intención de hacer gira y llevarla a Córdoba en algún momento. Mientras tanto la pregunta seguirá vigente: ¿Dónde está Facundo?

Compartí en tus redes favoritas

Leer Anterior

El negocio de la belleza

Leer Próxima

Perspectiva de género, desigualdad y medios