1. Inicio
  2. Cuentos

Categoría: Cuentos

El gigante que no quiso ser piedra

El gigante que no quiso ser piedra

Cuentan quienes conocen las historias prohibidas que, en un reino gobernado por un déspota sordo, como casi todos los déspotas, se prohibieron los cuentos y se censuraron las palabras.El tirano decidió que no se relataran…

Leer Más
Los hipopótamos transpiran rosado

Los hipopótamos transpiran rosado

Hola Sarita, ¿Cómo estás? Te cuento que yo estoy muy contento porque al final, las vacaciones llegaron más rápido y la semana que viene mi mamá me va a venir a buscar para llevarme a…

Leer Más
La parte honda del río

La parte honda del río

Estoy muy preocupado por él, dijo el tío Antonio, agarrándose el pecho y mirándome con los ojos tristes, pero por fuera nomás, porque por dentro los tenía vacíos, como si alguien se hubiera robado sus…

Leer Más
8M

8M

Hoy me desvelé a las seis, como ayer, anteayer y antes de anteayer.No sé bien que me pasa. Ando sensible, con el llanto en la punta de la lengua. Hace cinco días que me tiene…

Leer Más
Cuando hablábamos con los muertos

Cuando hablábamos con los muertos

A esa edad suena música en la cabeza, todo el tiempo, como si transmitiera una radio en la nuca, bajo el cráneo. Esa música un día empieza a bajar de volumen o sencillamente se detiene.…

Leer Más
Unos duraznos blancos y muy dulces

Unos duraznos blancos y muy dulces

Por los años 42 o 43, en Alta Gracia, mi primo y yo íbamos todos los jueves a la plaza Manuel Solares, a la hora de la retreta, para vengarnos de que no nos dejaron…

Leer Más
En la mecedora

En la mecedora

El neurólogo dice esto: dos años atrás, me leyó las conclusiones del informe añadido a una polisomnografía nocturna a la que, le consta, me sometí desdeñoso y resignado.El neurólogo que se parece, demasiado, a un…

Leer Más
La negra de mierda

La negra de mierda

Mirá la negra de mierda, mirá cómo lleva los nenes en la motito. Tres gurisitos sin casco, cagándose de frío, y la negra con ese culo enorme que ocupa todo el asiento. Qué hija de…

Leer Más
Continuidad de los parques

Continuidad de los parques

Había empezado a leer la novela unos días antes. La abandonó por negocios urgentes, volvió a abrirla cuando regresaba en tren a la finca; se dejaba interesar lentamente por la trama, por el dibujo de…

Leer Más
La señora muerta

La señora muerta

—No me gusta el olor de la goma quemada —fue lo primero que dijo esa mujer. Moure la miró un rato antes de contestar, pero no como la había estado observando hasta ese momento, desde…

Leer Más