El virus que no es televisado

¿Por qué no hay prensa en los countrys y barrios privados, allí donde llegó el virus? ¿Qué sentido común impone que sólo haya cámaras en las villas y barrios populares?

No vas a ver una foto. No vas a ver un movilero. No vas a leer la crónica. No hay prensa en los barrios privados. No hay cámaras en los countrys. No hay guardia periodísticas en las torres del privilegio. No sabemos cómo llevan la pandemia en los barrios acomodados de la Ciudad, y paradójicamente, es allí donde el virus comenzó su marcha de contagios. El virus que llegó en el avión de quienes pueden viajar, no existe en las zonas donde se generó. A la prensa no le interesa. Pero sí tenés prensa todo el día en las villas, en las barriadas populares, como si la casa del virus estuviera allí, siempre estigmatizando, siempre señalando con el dedo a los que menos tienen, cuestionando a los pibes del barrio por jugar un picado en el potrero pero olvidándose rápido de quienes llegaron de viaje de turismo y no tomaron ni un recaudo para aislarse. Siempre custodiando con el uniformados y armas largas a los que no llegan a fin de mes y olvidándose de los empresarios que expusieron a sus empleados al contagio. ¿Qué hacen? ¿Cómo pasan la cuarentena? ¿Quiénes son los que trajeron el virus al país? ¿Por qué desoyeron las exigencias de distanciamiento e hicieron lo que les dio la gana? No hay movilero que les pregunté esos a los vecinos del privilegio. No hay noticia sobre los barrios privados. No hay prensa en los countrys, que ahora protestan porque quieren salir a la calle y viven encerrados tras muros de privilegios por propia voluntad. Si mirás la tele, parece que la culpa es del pobre, del laburante, del que vive en la villa o en los barrios populares. ¿No te parece raro?

Foto de #FrancoFafasuli, cobertura gráfica en #VillaAzul.

Compartí en tus redes favoritas

Leer anterior

ESI para una pedagogía del cuidado colectivo

Leer siguiente

¿El amor es un algoritmo?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.