Marcha nacional contra el gatillo fácil

Por Revista Sudestada

Como todos los años, los movimientos sociales, las organizaciones políticas y los familiares de las víctimas de gatillo fácil se movilizaron para visibilizar las muertes de lxs pibes asesinados por la policía y las fuerzas de seguridad. La represión estatal sigue siendo moneda corriente en nuestro país cuando la policía sigue quitándonos vidas y disparando por la espalda. Cientos de pibes fueron remeras hoy en el cuerpo de sus madres, de sus padres y de sus hermanxs. Fueron grito en cada unx de ellxs que salió hoy a la calle a pedir justicia.
Desde Editorial Sudestada, como tantos otros medios independientes, nos hicimos presentes para sumarnos a esta lucha y mostrar esta movilización que hoy fue borrada de los medios del poder. Invisibilizada por aquellos que apoyan los discursos de odio, que estigmatizan a lxs pibxs por portación de cara, visera o barrio y piden mano dura y baja en la edad imputabilidad. Ese es el país que quieren quienes siguen sosteniendo este sistema represivo. Mientras tanto, nosotres seguimos defendiendo a las infancias pidiendo más educación y menos balas para quienes de este lado de la trinchera, seguimos resistiendo los golpes de los cobardes con uniforme.

Compartí en tus redes favoritas

Leer anterior

Glifosato en el río, veneno en el humedal

Leer siguiente

A 35 años del asesinato de Naji al-Ali (Creador de Handala)