Banderazo contra todo

La derecha opositora marcha en su #13S detrás de la consigna: “Somos gente de bien” en respuesta a los dichos del presidente Alberto Fernández.

Otra vez, la derecha toma las calles. Otra vez, los autodefinidos “gente de bien” marchando y una sucesión de consignas difíciles de comprender: cacerolas de porteños contra el 1% de Coparticipación que sería destinado a Provincia, opositores al gobierno a los gritos, apelaciones a más seguridad y contra la Reforma Judicial, otros exigen delincuentes en las cárceles y otros que la “Diktadura” termine.

Más allá de las cantidades movilizadas, las ciudades que se pliegan al banderazo, y el mensaje de Mauricio Macri de hoy, alentando este tipo de respuesta, queda claro que otra vez el único sector que se moviliza es ese entramado de derecha disperso, contradictorio y difícil de limitar a un proyecto partidario. Están los macristas y estás los liberales, están los nostálgicos de la dictadura militar y están los anticuarentena, están los que no quieren perder privilegios y los que aplaudían la sedición policial con fuerza.

Lo único cierto es que de esta mezcla volátil de vecinos “bien” de los principales centros urbanos puede resultar cualquier cosa. Por ahora no ha emergido una figura política capaz de capitalizar el descontento de estos sectores del privilegio, marcados por el odio y el individualismo, más allá de Macri y su runfla de cuadros devenida en opinadores mediáticos. Pero habrá que seguir con cuidado la proyección de tanta confusión y tanta ignorancia, porque están envalentonados y tienen a las fuerzas de seguridad de su lado.

Compartí en tus redes favoritas

Leer anterior

Allende: la trampa

Leer siguiente

La otra cara del discurso “fit”