La otra cara del discurso “fit”

La cantante de cumbia Karina “La Princesita” fue atacada por su silueta en las redes sociales. ¿Qué es lo que molesta? Lo que incomoda es la libertad de los cuerpos que no corresponden con la norma.

Lo dijimos una y mil veces. Detrás del discurso “fit” que opina libremente sobre los cuerpos de las mujeres, la crítica por sus supuestos “kilos de más” y que se justifica diciendo que eso “no es saludable”, se esconde un profundo gordo-odio. Esta vez, Karina “La Princesita” fue atacada por un video en el que se la ve desfilando con una pollera.“¿Por qué se empeñan en vestirla como si tuviera 10 kg menos?”, “¿Es necesario siempre de corto? No le queda bien”, acusan cientos de dinosaurios en los comentarios.

Por lo menos, esta vez admiten que lo que les molesta no es su salud. A nadie le importan los chequeos médicos o los exámenes de sangre de Karina. Lo que molesta es que muestre su cuerpo. Molesta que se ponga lo que tiene ganas y que lo haga con orgullo. “Hacía bastante tiempo que no leía tantos mensajes agresivos hacia mí y mi cuerpo. Y si bien antes me generaba mucho dolor y hasta pasé años de depresión por estos comentarios, quería compartir que los leí y que no me dolieron”, escribió la cantante en relación a los mensajes: “Me amo, me gusto y me creo mil… Cuando aprendes a amarte y a priorizarte, la opinión sobre los cuerpos, de los demás hacia vos pasa a un segundo plano. Usá lo que quieras y que nadie te reprima con sus comentarios”, respondió en sus redes sociales.

Compartí en tus redes favoritas

Leer anterior

Banderazo contra todo

Leer siguiente

La burla y la discapacidad