Bienvenido, nieto 133

Imagen: Matías De Brasi

Abuelas suelta otra gran noticia, la restitución del nieto 133. Otro nieto restituido, a meses de dos restituciones muy seguidas. Otro nieto, una persona que más de 40 años después puede conocer la verdad de su historia, recuperar su identidad, saber quiénes fueron su papá, su mamá, su familia, y esta familia enorme que es Abuelas, junto con nietos y nietas y voluntades de la institución y de la causa.
“Encontramos al hijo de Cristina Navaja y Julio Santucho”, anunció Abuelas, y el pueblo festeja. El “Tano” ahí, entre lágrimas y con la emoción de haber recuperado a su hermano, ese bebé que el terrorismo de Estado nos arrebató a todxs, con las palabras precisas y cargadas de emoción. En medio de la conferencia, con el grito en alto de la “familia Santucho”, conmueve una noticia como esta, por la Abuela Nélida que ya no está con nosotros (o sí), por una familia entera víctima de la última dictadura cívico militar, por un hermano que buscó desde que llegó de Italia para convertirse en un militante social y por los derechos humanos, por Abuelas de Plaza de Mayo, por Nélida y el abrazo al cielo, por el paso adelante por la Memoria, Verdad y Justicia, y por el futuro para que podamos encontrar a todxs lxs que faltan.
“Cada uno de los nietos y nietas que aparecen son mis hermanos”, nos llegó a decir el Tano hace unos años mientras comíamos con el sueño en la mano de que este día pudiera llegar.
Cristina fue secuestrada el 13 de julio de 1976 mientras se encontraba en el domicilio de su cuñada, Manuela. Junto a ellas se llevaron también a Alicia Raquel D´Ambra. Cristina estaba embarazada de dos meses. Por testimonios de sobrevivientes pudo saberse que estuvo detenida en los CCD “Automotores Orletti”, “Proto Banco” y en el “Pozo de Banfield”.
En la conferencia mencionaron la historia: “El 13 de agosto fueron llevadas al centro clandestino protobanco donde permanecieron hasta el 28 de diciembre de 1976. Allí el testimonio de otra detenida confirma una vez más el embarazo de Cristina y su enorme fortaleza. Al ingresar al centro clandestino las pusieron en fila y ella le dijo a quien tenía a su lado: ‘soy Cristina Navajas, militante del PRT-ERP, cuñada de Roby Santucho y estoy embarazada’. El mensaje traía implícita la determinación de que su hijo nacería y el pedido de que lo sigan buscando”.
Durante el terrorismo de Estado, a través de un plan sistemático de robo y apropiación de bebés, de niños y niñas, incluso de personas nacidas en cautiverio, le robaron la identidad a casi 500 personas. A través de tantos años de lucha las Abuelas restituyeron a 133 de estas víctimas de la última dictadura cívico militar. La búsqueda continúa todos los días en todos los rincones. Nos faltan encontrar más de 300 nietos y nietas que pueden estar a la vuelta de la esquina de cualquiera de nosotrxs. Pero hoy el pueblo festeja, celebra una nueva restitución, y nos emocionamos hasta las lágrimas con esa puerta que se abrió, con el abrazo, y con esta familia que crece día a día.

Compartime!

Anterior

Santiago Maldonado: “Sé libre aquí y ahora”

Próxima

Antiedadismo: el proyecto de ley que busca eliminar la discriminación por edad