“Caminar por las sierras no es un privilegio, es un derecho garantizado por la Ley de Paisaje Protegido”

Foto: Asamblea por la preservación de las sierras de Tandil

Las sierras de Tandil pertenecen al cordón de sierras de Tandilla, uno de los cordones de sierras más antiguos del mundo, tienen un tiempo estimado de 2.200 millones de años. Si bien hay leyes que deberían preservarlas, la destrucción del ambiente serrano avanza a mayor velocidad cada año de la mano de la construcción clandestina y la peligrosa explotación de canteras.

Por Jacqui Casais

Un grupo de vecinxs preocupadxs por las diversas problemáticas que afectan a las sierras decidieron conformar La Asamblea por la preservación de las sierras, una organización horizontal de libre participación en donde se brega por la defensa del mayor patrimonio natural y cultural tandilense, que son las Sierras de Tandil, asediadas por las canteras y las construcciones. En dialogo con Sudestada, hablaron sobre la situación actual.

¿Cómo se forma la Asamblea por la preservación de las Sierras de Tandil?
La Asamblea Ciudadana por la Preservación de las Sierras de Tandil surge en el año 2006, producto de una lucha acumulada de años en pos de la protección de las sierras como Multisectorial por la Defensa de las Sierras. Les vecines de Tandil empezamos a organizarnos en ese entonces al calor de las asambleas ambientales que iban surgiendo en el país, como por ejemplo como la asamblea de Gualeguaychú.  Somos un grupo de vecinxs que seguimos en pie articulando acciones de diverso tipo, sosteniendo la lucha.

¿Cuáles son las demandas locales urgentes para frenar la destrucción del ambiente?
Desde el 2010 en adelante, se produce un aumento exponencial de las construcciones en las sierras, la mayoría de ellas clandestinas, generando trastornos socioambientales, producto de una especulación inmobiliaria sin límites. Por un lado se pone en riesgo la biodiversidad, flora y fauna, y se contaminan los cursos de agua -siendo las sierras zona de recarga del acuífero dónde nos proveemos de agua-. También la urbanización de las sierras -desalentada por el Plan de Desarrollo Territorial del Partido de Tandil- genera que la comuna deba gastar recursos cuantiosos a la hora de sostener servicios básicos en zonas no aptas. A su vez, se priva a locales y turistas del libre acceso y disfrute.
Otro reclamo urgente sigue siendo el cierre de todas las canteras del partido de Tandil, debido al daño irreversible que las explosiones generan, la contaminación, los pasivos ambientales, de los cuales aún siguen existiendo en aquellas que cerraron. La Ley de Paisaje Protegido (2011) avanzó en parte en ese sentido, se cerraron cuatro -Carba, Los Naranjos, Montecristo, y El Trincante-, que nunca realizaron el adecuado abordaje de los pasivos ambientales que dejaron, y se garantizó el trabajo en distintos sectores del Estado a lxs trabajadorxs afectados. Sin embargo, quedaron cuatro en funcionamiento -Cerro Federación, Equimac, Cerros Domicos, y Minera Tandil-. El Estado Municipal de Tandil es el máximo responsable de la situación ambiental de Tandil, como también el Honorable Concejo Deliberante de Tandil, y el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires.

Foto: Asamblea por la preservación de las sierras de Tandil

¿Por qué creen que la luchas ambientales de las ciudades del interior de la provincia de Buenos Aires tienen menos difusión o visibilidad que la de otras provincias? 
Las luchas ambientales son resistencias de las comunidades ante las problemáticas ambientales. Cada vez hay más resistencias a problemas ambientales. A la cantidad de casos y su dificultad de visibilización, también se le suma que la atención de medios regionales y nacionales suele tender hacia lo que consideran que puede generar mayor movimiento en rating y redes, cuestión difícil de sostener para organizaciones sin financiación ni marketing profesional. A pesar de esto, se ha logrado la instalación del tema. Por ejemplo, cuando se trató la Ley de Paisaje Protegido fue un tema trabajado por medios de distintos lugares, debido al precedente histórico de cerrar en un solo paso cuatro canteras en funcionamiento. 
Más allá de medir qué zonas o problemáticas tienen más difusión, lo cierto es que la presencia de las problemáticas ambientales en los medios nacionales y regionales suele ser escasa y esporádica, precisándose un enfoque comprometido constante acorde a la problemática urgente y en aumento que estamos transitando.

¿Hay leyes y políticas municipales relacionadas con la preservación del ambiente y especialmente respecto a las sierras?
Hay una  legislación que no se cumple, el Plan de ordenamiento Territorial de Tandil (2005), que  establece claramente que la ciudad debe desarrollarse para el lado norte y no para el lado serrano. En varias ocasiones no se respeta y se les otorga excepciones a privados para construir en zonas donde no corresponden, otra manera es ampliándole la cantidad de metros a construir. También falta la elaboración de un Plan de manejo de la Zona protegida Sierras de Tandil. Tenían 520 días en el 2005. Aún no fue ni siquiera presentado.
También tenemos la Ley provincial de Paisaje Protegido (2011) Nº 14126. No se cumple con el art. 1  de la ley general que establece que las zonas declaradas paisaje protegido son de acceso público. También al Plan de Manejo, que la ley establece realizar, le faltan los aspectos referidos a ordenamiento territorial y cuencas hídricas. Y la Ley provincial de ordenamiento territorial 8912 (1977) que prohíbe erigir edificaciones hasta tanto se cumplimenten las condiciones de saneamiento o infraestructuras necesarias. La Municipalidad debe denegar la aprobación de planos o impedir la edificación, hasta tanto se efectúe la certificación de los organismos provinciales competentes que acredite el cumplimiento de las condiciones exigidas y anotar la restricción en el Registro de la Propiedad. El Municipio de Tandil nunca anotó la restricción en el Registro de la Propiedad, herramienta garantizada por la ley.

Foto: Asamblea por la preservación de las sierras de Tandil

¿Tiene impacto el uso de los agrotóxicos en las sierras?
El uso de agrotóxicos es perjudicial para la biodiversidad que habita no solo las sierras, sino también las zonas bajas. Afecta a la flora, la fauna, y a las personas que se ven asediadas por las aplicaciones.
A su vez, las sierras son zonas de recarga de los pozos de agua de donde se abastece la ciudad para consumo humano, por lo que son una zona sumamente sensible a la contaminación. Los agrotóxicos, y las edificaciones en las sierras y el desecho de los líquidos residuales afectan de manera directa la calidad del agua de lxs habitantes de Tandil.

Tandil es una ciudad estudiantil y turística ¿qué les dirían a lxs estudiantes que llegan de otras zonas para que se interesen por las problemáticas locales?
Las sierras son patrimonio de todxs, por lo que pueden venir las veces que quieran. Uno de los argumentos principales a la hora de exigir la preservación de las sierras es la importancia que tienen para el turismo, por lo que construir, lotear y privar de acceso a las personas no solo es gravoso para el ambiente, sino que genera malestar y desanimo en lxs visitantes. Lxs turistas asiduos de seguro ven como las áreas de sierras que lxs convocaron están en peligro. Se destruye lo que se promociona, y el riesgo latente es que la naturaleza se transforme en unas pocas piedras, muchas casas, estatuas, canchas deportivas, pistas de carreras, algunos árboles y flora exótica. Gracias a la resistencia y al uso cuidado que le da la comunidad todavía quedan grandes zonas para disfrutar, reserva de disfrute y biodiversidad. Caminar por las sierras no es un privilegio, es un derecho garantizado por la Ley de Paisaje Protegido. 
A todas las personas que visitan nuestra localidad, les invitamos a disfrutar de las sierras y a informarse de la problemática, mientras más conciencia se genere, mayor será el respaldo para consolidar el cuidado de las sierras.

Foto: Asamblea por la preservación de las sierras de Tandil

¿Qué mensaje querrían transmitir a la población de Tandil?
A la población de Tandil agradecerles inmensamente el compromiso constante con la Preservación de las Sierras de Tandil. Si hubo avances en el cuidado, como también frenos a proyectos dañinos, no es gracias a la Asamblea, sino a la comunidad que tiene en claro que las sierras son un patrimonio único de la humanidad, cuyo origen data de 2.200 millones de años, parte de la identidad de la ciudad, que deben defenderse y disfrutarse.
Sabemos que falta, la lucha es la única garante de la preservación de las sierras y es por eso que siempre están abiertas las puertas de la Asamblea para todas aquellas personas que tengan ganas de sumarse y aportar.

Compartí en tus redes favoritas

Leer anterior

El negacionismo destruye, la Memoria siembra

Leer siguiente

Las carabelas del extractivismo