Cayó una secta acusada de trata

El viernes en Villa Crespo cayó una organización coercitiva que está imputada por trata de personas, lavado de activos, tráfico de influencias, ejercicio ilegal de la medicina y asociación ilícita.
“Un día me tenía que tocar a mí, más de 30 años de trabajo inagotable para llegar a este resultado, desbaratar completamente a la organización coercitiva secta pederasta, tratante y asesina que me arruinó la vida y tiene a mi familia”, expresó Pablo Salum, quien tenía ocho años cuando su mamá, por problemas de salud, y raíz de que la ciencia no encontraba soluciones a esos problemas, se acercó en el 86 a lo que era una “escuela de filosofía, yoga y cultura New Age”. Pablo logró escaparse y denunciar. Este grupo promocionaba que podía curar “los males del SIDA y las drogas”, entre otras cosas.
“Es, también, el dolor de ver a padres que perdieron a sus hijos allí; muchos de los detenidos eran niños cuando ingresaron. Muchos padres murieron en la lucha, sin poder recuperarlos. No hay peor dolor que el que te roben un hijo”, dijo Pablo en una entrevista, y agregó: “Hubo casos en los que se ordenó que los hijos tuvieran relaciones sexuales con sus padres. Éramos más de 1000, y los primeros fuimos subiendo de categoría en una pirámide perversa”. Salum señala que Juan Percowicz, líder de la organización, se hacía llamar “el ángel” y sostenía que “había sido enviado a sumar 1000 ángeles más para salvar a la humanidad”.


No es la primera vez que sale a la luz lo siniestro de una secta. En todo el mundo existen, organizadas o clandestinas. Lo que logra que salgan a la luz es que una persona se anime a hablar, que se escape, y que cuente lo que le tocó vivir, que el arreglo con los poderosos esté en conflicto, que se les vaya de las manos a quienes hacen la vista gorda por negociados millonarios.
La Colonia Dignidad en Chile, “FLDS” y Warren Jeff en EEUU, son algunos casos en los que a través de un lavado de cerebro religioso y/o místico, la gente es sometida, abusada, violada, incluso sin tener una sola libertad ni contacto con el mundo real. Lamentablemente sucede más de lo que creemos.

Compartí en tus redes favoritas

Leer anterior

“Distribuyen a partir de las travestis o mujeres trans, y las que terminan detenidas son ellas”

Leer siguiente

Justicia para Luna: ¿Qué falta para que el juicio tenga fecha?