Chaco y la impunidad policial

Se conocieron videos de las golpizas y malos tratos de la policía de Chaco contra una familia qom desalojada en mayo.

En mayo de este año se difundió el violento desalojo policial contra una familia Qom en el barrio Banderas Argentinas, en la localidad de Fontana, Chaco. El procedimiento se realizó sin orden de allanamiento, golpeando salvajemente con balas de goma y plomo a cuatro integrantes de la familia, dos mujeres y dos varones. Ahora se difundieron videos de seguridad de una cámara interna de la comisaría Tercera, donde se puede ver la llegada de una de las detenidas tras aquél cuestionado allanamiento, quien ingresa a la dependencia evidentemente esposada y trasladada por un personal policial.

Ni bien la mujer ingresa a la dependencia esposada, se observa como otro personal de la policía se dirige hacia ella y la intercepta en su paso, donde le propina una brutal cachetada para luego señalarle una de las oficinas que se observan a su lado derecho, a donde se dirigen las tres personas mientras finaliza el video. En otro material se ve a otro de los detenidos, quien es puesto en el piso de la comisaría, mientras que uno de los oficiales (quien se habría lesionado en un forcejeo durante el allanamiento) se acerca arrastrándose en una silla con ruedas para darle patadas en la cabeza. En el tercer video, se ve como otro de los detenidos es ingresado hacia un calabozo de la comisaría, donde lo inducen mediante golpes y patadas entre varios agentes.

“Los familiares denunciaron que todos los detenidos fueron lastimados por personal policial, quienes con impunidad y crueldad los trasladaron hacia la comisaría donde efectuaron torturas y tormentos de todo tipo”, habían indicado tras los hechos, donde también se atribuían delitos de “violencia sexual”, según el relato de las víctimas. Más allá del relato institucional, las imágenes grabadas por uno de los convivientes de la casa allanada resultaron determinantes para identificar a los agentes participantes y se procedió a su detención, algo que encadenó una serie de reclamos por parte de familiares y sus camaradas, lo que escaló en última instancia a la renuncia del jefe de la Policía Fernando Romero y la cúpula policial, quienes abandonaron sus puestos tras debatir la negativa del Gobierno provincial de otorgarles la vuelta a la fuerza tras de ser liberados.

Video fuente: Diario Chaco

LA IMPUNIDAD POLICIAL

LA IMPUNIDAD POLICIAL(Se conocieron videos de las golpizas y malos tratos de la policía de #Chaco contra una familia qom desalojada en mayo pasado)En mayo pasado se difundió el violento desalojo policial contra una familia Qom en el barrio Banderas Argentinas, en la localidad de Fontana, Chaco. El procedimiento se realizó sin orden de allanamiento, golpeando salvajemente con balas de goma y plomo a cuatro integrantes de la familia, dos mujeres y dos varones. Ahora se difundieron videos de seguridad de una cámara interna de la comisaría Tercera, donde se puede ver la llegada de una de las detenidas tras aquél cuestionado allanamiento, quien ingresa a la dependencia evidentemente esposada y trasladada por un personal policial. Ni bien ingresa a la dependencia esposada, se observa como otro personal de la policía se dirige hacia ella y la intercepta en su paso, donde le propina una brutal cachetada para luego señalarle una de las oficinas que se observan a su lado derecho, a donde se dirigen las tres personas mientras finaliza el video. En otro material se ve a otro de los detenidos, quien es puesto en el piso de la comisaría, mientras que uno de los oficiales (quien se habría lesionado en un forcejeo durante el allanamiento) se acerca arrastrándose en una silla con ruedas para darle patadas en la cabeza. En el tercer video, se ve como otro de los detenidos es ingresado hacia un calabozo de la comisaría, donde lo inducen mediante golpes y patadas entre varios agentes. "Los familiares denunciaron que todos los detenidos fueron lastimados por personal policial, quienes con impunidad y crueldad los trasladaron hacia la comisaría donde efectuaron torturas y tormentos de todo tipo”, habían indicado tras los hechos, donde también se atribuían delitos de “violencia sexual”, según el relato de las víctimas. Más allá del relato institucional, las imágenes grabadas por uno de los convivientes de la casa allanada resultaron determinantes para identificar a los agentes participantes y se procedió a su detención, algo que encadenó una serie de reclamos por parte de familiares y sus camaradas, lo que escaló en última instancia a la renuncia del jefe de la Policía Fernando Romero y la cúpula policial, quienes abandonaron sus puestos tras debatir la negativa del Gobierno provincial de otorgarles la vuelta a la fuerza tras de ser liberados. Video fuente #DiarioChaco#RevistaSudestada

Publicado por Revista y Editorial Sudestada en Martes, 15 de septiembre de 2020
Compartí en tus redes favoritas

Leer anterior

Guillermo Saccomanno: “En este país no es muy fácil rajar de la realidad”

Leer siguiente

Jazz y racismo #2. Louis Armstrong: Esa maldita sonrisa