El ángel de la bicicleta


Por Editorial Sudestada

Un 19 de diciembre como hoy pero de 2001, Rosario se quedó sin el Ángel de la Bicicleta

Claudio “Pocho” Lepratti, de 35 años, quien supo hacer del compromiso y la solidaridad una forma de vida, cayó asesinado por la policía, fusilado de un tiro que le reventó la tráquea, efectuado con un perdigón de plomo de una escopeta disparado por el policía Esteban Velásquez a 7 metros de distancia.
Pocho, parado sobre el techo de la escuela donde preparaba la comida para los alumnos, intentó frenar la represión desmedida contra la gente. Gritó a un patrullero que se dirigía a la multitud disparando tiros al aire, y el vehículo policial dio la vuelta. Los oficiales se bajaron apuntando sus armas a Pocho, quien gritó:
-¡Bajen las armas! Acá sólo hay pibes comiendo.
El disparo lo arrojó hacia atrás y su cuerpo se desplomó sobre el techo de chapa.
Que la humanidad entera sepa que hace 22 años nos arrancaron un pedazo de ella.

Compartime!

Anterior

A un año de ser campeones del mundo

Próxima

Humanizar y politizar a Luca: “Yo no soy un rockero loco que está en la droga”