El pibe de la plaza: una biografía de la furia

animarnos a todo
hallar 
el abrazo tras la rabia. 

Natalia Carrizo

Por Natalia Bericat

A principios del 2020, por Editorial y Revista Sudestada, salía la biografía de Wos (Valentín Oliva) del pulso urgente del periodista y escritor Hugo Montero. Con un tono que se entremezcla con las rimas del Pibe de la plaza, el autor realiza un recorrido por los diferentes escenarios y tarimas desde donde Wos grita con toda la furia. ¿De dónde sale este pibe que exige tomar conciencia por el desempleo creciente a causa de la gestión macrista? se pregunta Montero. Estas páginas no solo responden la pregunta del origen, sino que además problematiza el mundo del freestyle y el rap. 
Una vez más el periodista elige escribir con quien se siente identificado. La política es algo que está pasando al lado tuyo, dice Wos. Tan cercana esta sentencia a las palabras del autor: lo importante está ahí nomás, frase que quedó inmortalizada luego de su muerte en marzo de este año. El género biográfico, otra vez, poniendo en evidencia los rasgos autobiográficos del que escribe. Un ejercicio doble que nos lleva a la construcción de la figura artística y política de cada uno.  
Una atmosfera de calor sofocante inaugura el primer capítulo. Sentimos desde el comienzo el estallido de la voz y del público. El Wosito es un huracán que no para de moverse mientras busca su flow, dicen algunas líneas del libro. Una avalancha de rimas aparece desparramada por todo el texto dándole fuerza de batalla.


A Hugo Montero le interesa rescatar al pibe que le responde al macrismo con poesía. Existe un punteo de versos, una trinchera firme, donde la denuncia se hace carne: pasa en calles y avenidas/realidad jodida/ ese pibe no hizo nada pero por las dudas tira. El gatillo fácil y la denuncia por la desaparición forzada de Santiago Maldonado son temáticas constantes tanto en la poesía como en sus relatos en entrevistas realizadas por La Garganta Poderosa o la Agencia Paco Urondo. Escuchamos en sus rimas como se derriba el discurso de la meritocracia y un lenguaje que lucha contra la publicidad de la derecha durante el gobierno de Macri. Hay una conciencia de poner en primer plano la realidad de la juventud, el cotidiano de los pibes y pibas que comparten su generación.  
El pibe de la plaza es un libro donde se ve el trabajo de investigación del periodista comprometido. O como declara Martina Kaniuka cuando recuerda a su compañero: Hugo va buscando detalles, cuestionando y movilizando las fibras sensibles del mundo. Hay un trabajo minucioso de la palabra, un recorte de versos que se trasforman en un altavoz que retumba, como grito después de un flow, en la cabeza de la sociedad. Hay en estas páginas una semilla desde donde brota la voz de los rebeldes. 

Esta imagen tiene un atributo alt vacío; el nombre del archivo es banner-naty-1024x340.jpg
Compartí en tus redes favoritas

Leer anterior

Adelanto: El secreto de Fátima

Leer siguiente

SAP: la complicidad pedófila