“Estamos con poco tiempo para frenar al extractivismo que está avanzando sobre nuestro mar”

Ilustración: Javier Almiron @jaalmiron

El 4 de septiembre se realizó un nuevo Atlanticazo en la ciudad de Mar del Plata y desde Editorial Sudestada conversamos con algunxs de lxs integrantes de la Asamblea por un mar libre de Petroleras.

Por Natalia Bericat

¿En qué consiste la jornada de lucha de hoy? ¿Querés presentarte?
Soy Jazmín Safe de la Asamblea desde antes de que existiera. Comenzamos como un grupo de vecines autoconvocades que juntamos fuerza para que este proyecto de avance de las Petroleras en el mar no se de. Hoy es 4 de septiembre y nos convoca de nuevo el Atlanticazo a nivel Nacional y a nivel de las comunidades costeras. Un montón de gente hoy se moviliza y se expresa frente a esta situación en la que, hace alrededor de un mes, tuvimos la noticia que en el mes de octubre sería la consolidación del proyecto o la apertura a que el proyecto se expanda. Ante esta nueva convocatoria, consideramos que el arte es nuestra mejor expresión. Este mural que hoy estamos haciendo en la calle, en la puerta del Juzgado Nro 2 en donde están varios de los amparos y que tiene hoy el poder de la palabra, es una expresión de lucha. De ahora en más. lo que pase, quedó en mano de ellxs. Estamos haciendo esta movilización acá y vamos a terminar con otra intervención en La Rambla porque es un ícono de la ciudad, al lado del mar.

¿Cómo se están articulando los activismos? Sabemos que la lucha por la ley de humedales, la lucha contra las mineras y la defensa del mar están muy entretejidas…
Desde el minuto cero pertenecemos a la Coordinadora “Basta de falsas soluciones” en donde cada quince días aproximadamente, cada territorio propone e informa como está el estado de su lucha (si hubo avances o no en ese periodo) y cuales son las acciones que se pueden gestionar tanto en lo Nacional como en lo Plurinacional para lograr una movida más grande. En cuanto a las jornadas del día 3 y 4 por los humedales, fueron suspendidas en algunos lugares y en otro no. Acá tuvimos una jornada en Parque Camet con avistaje de aves que terminó en una asamblea. Las causas ambientales están sumamente entretejidas y abrazadas. Tuve la suerte de estar el 25A que fue el segundo año del aniversario de la Coordinadora. Fue muy movilizante encontrarse con la lucha de todos los territorios. A pesar de que estamos frente a un sistema mucho mas grande, que consideramos que es muy fuerte, no bajamos los brazos. Estos encuentros nos fortalecen. Seguir tejiendo redes es la clave. La salida es colectiva aunque esté trillado.

Dialogamos además con Fernanda Génova, integrante también de la Asamblea por un mar libre de petroleras y le preguntamos: ¿Cuáles son las consecuencias de este proyecto que intenta instalarse en nuestro mar y cuál es el rol que está cumpliendo el Estado en este momento?
Este Atlanticazo en particular se da en la víspera de una resolución concreta de la justicia en torno al proyecto de exploración sísmica de Equinor. El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación presentó el 5 de agosto la declaración de impacto ambiental complementaria que la justicia le había solicitado y por lo tanto hoy, la justicia de primera instancia, concretamente el juzgado Nro 2, tiene en sus manos la autorización o no para que la Empresa Equinor avance. Por eso consideramos que los intereses que están en juego son muy importantes. Las empresas vienen presionando al Juzgado para poder empezar en el mes de octubre por lo tanto estamos en una situación de mucho apremio, con poco tiempo para frenar este proceso extractivista que está avanzando sobre nuestro mar.
El impacto de esto tiene que ver con el daño en el ecosistema marino. Si bien la exploración sísmica, que pretenden hacer se va a dar a 300km de las costas, es un área de mucha riqueza biológica. Seres que requieren de una preservación especial como son la ballena franca austral que se alimenta específicamente en esta zona, corre peligro. Es un área donde se produce la riqueza primaria de nuestro mar y por lo tanto eso afecta a toda la cadena ecológica, a todo el ecosistema marino y indefectiblemente va a afectar a actividades como la pesca. Por eso, como comunidades estamos decididas a no dejar avanzar este proyecto. Entendemos que este es el inicio de querer instalar un gran proyecto petrolero en toda la costa atlántica y no lo vamos a permitir.

Documento leído en la jornada del Atlanticazo:

SOMOS UNA MAREA QUE CRECE CON LA FUERZA DEL PUEBLO EN LAS CALLES
Este 4 de Septiembre, el ATLANTICAZO vuelve a expresarse para rechazar el proyecto petrolero costa afuera que intentan instalar en nuestro territorio, contra la modificación de la Ley provincial N°3308 en la provincia de Río Negro y para exigir #leydehumedalesya. Es una nueva acción de resistencia que llevamos adelante en unidad con asambleas de comunidades costeras de Necochea, Miramar, Pinamar, Santa Teresita, Bahía Blanca, Las Grutas, Comodoro Rivadavia y de CABA. Ésta jornada de lucha está enmarcada en una Acción Plurinacional por la urgente defensa de los humedales, que están siendo destruidos en manos del extractivismo en todo el país. La crisis climática y ambiental se profundiza en todo el planeta, haciendo cada vez más evidentes sus catastróficas consecuencias, así como la necesidad de una transición energética en beneficio del pueblo y no al servicio del lucro capitalista.


Mientras tanto, los gobiernos de toda la región, obedientes a los mandatos del norte global, siguen apostando a la entrega de nuestros bienes comunes, a la implementación de políticas que benefician a los que quieren enriquecerse arrasando y contaminando los ecosistemas y nuestros territorios. Nuestro país no es ajeno a ésta realidad. Con excusas absolutamente falsas, el gobierno pretende seguir adelante con el proyecto petrolero offshore. En estos meses hemos visto las redes sociales inundadas de propaganda pro petrolera, financiada con los recursos que generamos todxs. Lejos de informar a la comunidad, mienten descaradamente. Su discurso ecocida se basa en un supuesto derrame económico, la generación de miles de puestos de trabajo y el control ambiental por parte del estado. El mismo discurso que implantaron en cada territorio designado zona de sacrificio, donde el capitalismo extractivista se instaló para despojarnos de nuestros bienes comunes. El día 5 de agosto, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación presentó ante el Juzgado Federal N°2, la Declaración de Impacto Ambiental complementaria que le requirió la Cámara Federal de Apelaciones para poder iniciar en Octubre la Campaña de exploración sísmica de la corporación petrolera Equinor. En sólo 2 meses, la empresa Noruega, con apoyo del Ministerio al frente de Juan Cabandie, dibujó un estudio de impacto ambiental acumulativo y sinérgico para cumplir con uno de los requisitos que le impuso la justicia. Además del lamentable rol de Parques Nacionales en relación a la protección que debe garantizar sobre la Ballena Franca Austral, en ésta Declaración de Impacto Ambiental complementaria no se tuvo en cuenta la opinión de la comunidad, que en reiteradas oportunidades nos hemos manifestado en contra de éste proyecto extractivista.


Las comunidades fuimos supuestamente convocadas a dar opinión acerca de la explotación petrolera costa afuera en consultas públicas que, lejos de promover nuestra participación, se generaron con mecanismos antidemocráticos y restrictivos, dejando muchas voces del pueblo silenciadas. Por eso, desde la Asamblea por un MAR LIBRE de petroleras, consideramos que ésta resolución es una muestra más de que el gobierno nacional está decidido a profundizar las políticas de entrega y saqueo de los bienes comunes en su afán de cumplir con el fondo monetario internacional y pagar la deuda externa ilegítima. En ésta jornada queremos acompañar y abrazar a las asambleas costeras de Viedma y Las Grutas, con quiénes venimos compartiendo la lucha. El 25 de agosto, la Legislatura provincial rionegrina aprobó en primera vuelta la modificación a la Ley Nº 3308, que protege al Golfo de San Matías de la contaminación por hidrocarburos, con el objetivo de permitir la construcción de un oleoducto y una terminal desde la cual exportar el petróleo de Vaca Muerta. Ésta ley fue sancionada en 1999, por unanimidad, ganada por la lucha del pueblo. Se logró así prohibir las tareas de exploración y extracción petrolífera y gasífera, los oleoductos y gasoductos y la construcción de terminales para los buques en el Golfo San Matías y en el mar territorial rionegrino. Hoy quieren modificar la ley y darle vía libre a la industria petrolera en el Golfo.


La biodiversidad y las fuentes de trabajo de las comunidades costeras de Río Negro están bajo amenaza. La pesca, el turismo y el desarrollo sustentable son incompatibles con el proyecto de construcción de un oleoducto y un puerto para exportar el petróleo de Vaca Muerta impulsado nuevamente desde YPF. Las comunidades rionegrinas están determinadas a defender el mar, las costas, el Golfo y la vida en ese territorio. La ley 3308 no se toca!! A su vez, el gobierno nacional anunció la construcción de una planta de Gas Natural Licuado en el complejo portuario de Bahía Blanca, para procesar y exportar el gas proveniente del Yacimiento Vaca Muerta. Ésta infraestructura del saqueo será posible por un acuerdo con Petronas, corporación petrolera estatal de Malasia, que pretende ampliar las inversiones y negocios que ya tiene en Argentina desde 2014. Con ésto se profundiza el impacto en las comunidades de Neuquén, dónde el fracking hace sentir cada vez con más intensidad sus consecuencias socioambientales; y de Bahía Blanca, dónde sufren hace años el impacto de vivir con un polo petroquímico como vecino.


Es evidente que el gobierno argentino y las corporaciones han pisado el acelerador para extraer los hidrocarburos existentes, sin importar los ecosistemas y las comunidades que se llevarán puestas a su paso. Sin importar los acuerdos internacionales para reducir las emisiones de carbono. Sin importar la supervivencia en el planeta. Ante las maniobras del gobierno por avanzar con la explotación petrolera aún sin contar con el aval de las comunidades, nos convocamos a redoblar esfuerzos, a fortalecer la organización y la resistencia. A seguir el camino del pueblo de Mendoza y de Chubut, y todas las expresiones del pueblo trabajador que lucha por frenar las injusticias de éste sistema, resistiendo al ajuste con enormes movilizaciones que buscan denunciar y frenar los recortes salariales, en educación y en salud que se están llevando adelante en pos de sostener las ganancias de unos pocos y perjudicando a quienes menos tienen.


No debemos dejar de repudiar la política de persecución, represión y judicialización que desde el gobierno nacional y las provincias se está implementando contra les luchadores socioambientales, que defienden la vida y sus territorios, como viene sucediendo a compañeres de Córdoba, Chubut, San Juan, Mendoza y Catamarca. Estas acciones de amedrentamiento no detendrán la fuerza de un reclamo justo y necesario que busca ponerle un freno a la barbarie extractivista. En nuestro país, así como en todo el territorio Latinoamericano, la resistencia al extractivismo seguirá creciendo hasta frenar definitivamente este modelo voraz que nos está llevando al colapso ambiental, y a la profundización de la crisis social. Somos mar, somos tierra, somos aire, somos agua, somos monte. Somos la naturaleza defendiéndose!


¡NO ES NO! FUERA LAS PETROLERAS DE NUESTRO TERRITORIO!

Contacto de las organizaciones: @ecosmar @marlibredepetroleras

Compartí en tus redes favoritas

Leer anterior

Chile: “No todo está perdido, menos para nosotrxs”

Leer siguiente

El racismo en el feminismo: Desprecio y extractivismo de las contribuciones de las mujeres negras