Franco Mitoire: la policía de Misiones actúa impunemente

La familia de Hugo Mitoire (médico cirujano, perito de la justicia federal y escritor), viajó a Resistencia (Chaco), el miércoles 14 de septiembre. A su regreso el domingo, a Oberá (Misiones), lugar donde viven, Franco el hijo del escritor y su hermano Gastón se encontraron con el portón de la casa roto. Una vez adentro, encontraron que sus cosas estaban revueltas. Todo indicaba que se trababa de un robo, pero no. Ninguno de los objetos de valor de la vivienda fueron llevados. Ni la computadora, ni un bajo, ni ningún objeto fue robado por quienes entraron. Lo más llamativo fue encontrar una foto de Gastón en el pie del monitor. La fotografía no estaba antes allí, lo que lleva a pensar a la familia que se trataba de un acto de intimidación o una amenaza.

Franco dialogó con Sudestada sobre lo ocurrido en la tarde de hoy, donde pudo contar sobre los hechos y sobre las posibles razones de este acto violento.

¿Hay algo que vos creas que puede ser el origen de esta amenaza?
En mes de julio pasado, se radicó una denuncia por apremios ilegales que recibió mi hermano contra cinco policías. Este hecho se hizo público y esto llevó a mi padre a integrar la Comisión Provincial de Prevención de la Tortura. Esta comisión trabaja en contextos de encierro, en instituciones públicas como cárceles, por ejemplo. Este organismo está radicado en Posadas y luego de la denuncia, comienzan a venir a Oberá a realizar capacitaciones, a dar charlas. Tuvieron una reunión con el intendente y con oficiales de la Policía.

¿Esto pudo haber molestado, entonces?
Sí. Hace mucho tiempo que acá actúan impunemente, sin ningún tipo de pudor. A mi padre, luego de lo que pasó en nuestra casa, le empezaron a llegar una cantidad importante de mensajes donde personas le cuentan situaciones de este tipo con la policía: tortura, persecución, amenazas de golpes y violencia. Por miedo, la gente no quiere denunciar. Hay una amenaza constante. Les dicen que no hablen porque sino “van a matar a algún familiar o ser querido”.

¿Hubo casos que tuvieron repercusión en la provincia? ¿Qué rol ocupan los medios ahí?
Sí. En 2011, a Hugo Wazylk lo asesinaron. Actualmente se está enjuiciando a trece policías por la muerte de este hombre de 38 años. La mayoría de los casos son silenciados. Con la gravedad que tiene lo que nos ocurrió a nosotros, los medios deberían haberse comunicado enseguida para difundir lo que está pasando. Recién hoy algunas radios y medios gráficos, llamaron a mi papá para que relate lo que pasó. Muchas veces no sabes a quienes acudir.

Compartí en tus redes favoritas

Leer anterior

Chicas muertas: escritura y denuncia

Leer siguiente

Mi biblioteca: un árbol y una historia