Fuera Lugones: por clubes libres de violencias

El titular de la Agencia de Prevención de Violencia en el Deporte Juan Manuel Lugones fue denunciado por abuso sexual. A pesar de que la causa está a punto de ser elevada a juicio oral, sigue ejerciendo su función. Si bien el encargado de llevar adelante la lucha para erradicar la violencia señaló que la causa fue “armada en su contra” para “hacerle daño”, más de 16 denunciantes ya declararon en su contra. Compartimos el comunicado conjunto de la Coordinadora de Derechos Humanos, Coordinadora de Hinchas y Coordinadora Sin Fronteras de Fútbol Feminista para exigir su inmediata renuncia.

Por estas horas se define el comienzo del juicio oral al titular de A.Pre.Vi.De Juan Manuel Lugones, quien fue denunciado por abuso sexual y abuso de poder por una integrante de las fuerzas policiales.

Sabemos el recorrido de violencias que se ejercen en las fuerzas, es por eso que resulta imprescindible desnaturalizar el doble camino de abusos que padecen las mujeres y disidencias en la “formación” dada en las fuerzas armadas y fuerza de (in)seguridad en general, reproduciendo prácticas represivas y discriminatorias.

Repudiamos que quien es el encargado de “prevenir la violencia en el deporte” continúe ejerciendo sus tareas mientras es imputado y llevado a juicio con múltiples testimonios en su contra. Este tipo de acciones no entran en ninguna categoría de la lógica, ni en ninguna política pública de seguridad democrática.

Juan Manuel Lugones, quien asumió su cargo durante el macrismo y continúa sus funciones con total impunidad, lleva consigo detenciones, represiones con balas de goma y censuras.

Si bien hoy su accionar totalmente repudiable está invisiblizado por el A.S.P.O. y la ausencia de eventos masivos, el fútbol MILITANTE no la tira fuera de la cancha. Desde los espacios firmantes, compuestos por socies, hinchas y deportistas de clubes con fútbol, consideramos inadmisible el proceder y permanencia de Lugones en sus funciones atendiendo la gran responsabilidad que implica el regreso a nuestras canchas.

Compartí en tus redes favoritas

Leer anterior

El genocida y el albañil

Leer siguiente

Histórico: Las primeras juezas de línea en una Libertadores