Histórico: Las primeras juezas de línea en una Libertadores

Dos argentinas se convirtieron en las primeras mujeres en arbitrar partidos de varones de la copa más importante de fútbol de Sudamérica.

Mariana De Almeida y Daiana Milone quedarán en la historia del fútbol sudamericano: ayer, se convirtieron en las primeras juezas de línea en la Copa Libertadores, la competencia más importante del fútbol regional. Primero fue el turno de De Almeida, ya que su partido comenzó a las 17 horas. Allí se enfrentaron Racing y Nacional en el estadio Presidente Perón de Avellaneda. Dos horas más tarde, Milone arbitró el encuentro entre Defensa y Justicia y Delfín de Ecuador, en Florencio Varela.

Si bien ambas tienen experiencia y ya formaron parte de partidos de la Superliga y de seleccionados nacionales, la posibilidad de que ingresaran al campo de juego se generó a partir de que el árbitro principal, Anderson Daronco, sus dos asistentes Fabricio Vilarinho y Rafael Alves, y el cuarto árbitro, Bruno Arleu, dieron positivo de COVID-19. Esto hizo que el organismo que regula el fútbol sudamericano asignara a De Almeida y Milone como reemplazos. Ahora, nos preguntamos: ¿es necesario que cuatro varones se enfermen para que las mujeres empecemos a ocupar estos espacios?

Más allá de los motivos, su participación sentó un precedente para que más árbitras sean convocadas como asistentes en las canchas.

Compartí en tus redes favoritas

Leer anterior

Fuera Lugones: por clubes libres de violencias

Leer siguiente

Violeta Vázquez: “La lactancia es parte del ciclo reproductivo y sexual”