Gorda vanidosa: lecturas gordas

Lux Moreno, autora de Gorda Vanidosa: sobre la gordura en la era del espectáculo y de Gorda Traidora, es activista gorda y profesora en Educación Superior y Media en Filosofía por la Universidad de Buenos Aires, especializada en el Programa de Actualización en Comunicación de Géneros y Sexualidades (Facultad de Ciencias Sociales, UBA).

Por Laura Contrera

Gorda vanidosa: Sobre la gordura en la era del espectáculo, publicado por la editorial Ariel en 2018, es el libro de Luz Moreno. Lux es profe de filosofía, doctoranda en Ciencias Sociales, hace talleres sobre activismo gordo, escribe y tiene gatis. Nos conocimos en unas Jornadas de Filosofía de los cuerpos en 2014: nuestras ponencias fueron las primeras en hablar de Estudios sobre gordura en Argentina. Lux integró el Taller Hacer la Vista Gorda -que co-fundé con Nicolás Cuello- en sus comienzos allá por 2015 y hasta 2018. También participó en el libro #CuerposSinPatrones. Con Lux activamos juntas y dejamos de activar por diferencias políticas y teóricas. Luego pudimos hablar y hacer algo con eso, la cosa sana. Lo digo porque ante todo gorda digna.
Gorda Vanidosa narra un recorrido personal desde la bulimia y la anorexia hasta el autodescubrimiento identitario como activista gorda, usando la figura de la “gorda vanidosa” como exponente local de las fat fashionistas. Es un libro que cruza los registros personales y académicos, cosa que hace muy bien. Tiene un prólogo de Moira Pérez muy recomendable sobre diversidad corporal y parámetros médicos/normativos.

Lo meh
Creo que el último capítulo que aborda las alianzas y el porvenir del activismo gordo necesita una actualización, ya que a partir del Encuentro (Pluri) Nacional de Mujeres + el activismo asambleario (que ella denomina “crítico”) amplió considerablemente su articulación con los feminismos y los activismos trans e intersex.

Frase que lo resume/inspira: 
Desde la niña gorda, pasando por la bulímica y la anoréxica, hasta llegar a la activista que se sienta frente a esta computadora, en mi corporalidad se ha trazado un mapa de todos esos momentos que concentran la potencialidad de la experiencia. Creo que todos podemos reinterpretar nuestros cuerpos por fuera de estas normas: solo tenemos que animarnos a afinar el ojo y el oído, a desconfiar de lo que vemos y oímos, a desafiar el statu quo de los cuerpos. Sin duda es una tarea difícil, pero absolutamente necesaria.

Compartí en tus redes favoritas

Leer anterior

Calle nueva/Juan Solá

Leer siguiente

“Nos denominamos travestis por nuestras ancestras”