“La búsqueda de Tehuel debe ser encarada como un caso de Trata de Personas”

Desde hace seis meses Andrés de La Torre y sus hijos buscan a Tehuel sin obtener resultados. El joven trans se fue a una entrevista de trabajo y desde aquel entonces no lo volvieron a ver. A pesar de los rastrillajes ordenados por la fiscal Karina Guyot, no hay evidencias certeras del paradero de Tehuel. El 11 de marzo fue visto por última vez al salir de su domicilio en San Vicente.

Por Juan Borges

El viernes 10 de setiembre, durante una conferencia de prensa, Andrés de la Torre -padre de Tehuel- confirmó que el hallazgo de material genético hallado finalmente pertenecía a su hijo desaparecido. A partir de esto, estableció fuertes críticas sobre el proceso de investigación. Aunque restó relevancia a este hecho, pidió que se investigue a fondo la hipótesis de que Tehuel haya sido víctima de trata de personas. La familia está patrocinada por la Colectiva de abogadas Translesbofeministas, Marcela Mancini y Vanessa Vargas. En la conferencia de prensa se leyó un documento que también había sido entregado a la fiscalía y al juzgado que entiende en la causa. Dicho documento lleva la firma del padre de Tehuel y en sus primeras líneas expresa:
“Han pasado seis meses. A pesar de la cantidad de papeles, Tehuel no aparece. Es cierto que hay dos detenidos que saben lo que pasó y decidieron mentir y encubrirse entre ambos. La fiscalía hizo un buen trabajo al detenerlos, pero no es suficiente. Las pericias demoran semanas y hasta meses. Hemos presenciado incontables rastrillajes. Ninguno con algún indicio. Entonces yo me pregunto: ¿Por qué Tehuel no aparece?

Andrés De La Torre dialogó con Sudestada y expresó precisiones de la investigación y su mirada sobre la misma.

¿Qué considera usted que sucedió con Tehuel?
Para mí lo que sucedió fue una entrega y un caso de trata de personas. No hay indicios de vida. No hay rastros de su paradero. Sin embargo, la fiscal lo sigue buscando sin vida. No tiene evidencias para esa búsqueda. Se basa en los antecedentes de uno de los sospechosos nada más. En cambio hay indicios que fue una entrega de parte de los sospechosos para un caso de trata. Tehuel una semana antes me había hablado de ese trabajo que lo iba a hacer un sábado. El sábado 5 de marzo supuestamente. Finalmente ese día no se hizo y lo convocaron para el día jueves 11 de marzo. El segundo indicio es que no hay ni rastros de su persona. Hay dos detenidos que son unos perejiles para hacer tiempo. Por otro lado Ramos, uno de los sospechosos recibió cien mil pesos en su cuenta. Nadie sabe el origen de donde vino ese dinero. Sin embargo, no se profundiza en la investigación. El alerta naranja se impulsó a los tres meses de su desaparición recién. Lamentablemente hasta ahora, personas claves de seguridad no me quisieron recibir. Ni el Procurador general, ni el jefe de la policía y mucho menos el ministro de seguridad de la Provincia de Buenos Aires.

Con respecto a los restos de ADN hallados los primeros días de este mes ¿Qué conclusiones saca usted?
Tengo mis serias dudas de que sea ADN de Tehuel. Son apenas unas gotitas, no es un charco grande. Dudo de cada proceder de esta fiscal y su manera de encarar la investigación. Se lo planteé en la cara mis diferencias con los operativos llevados a cabo hasta ahora. Por otra parte, Ramos, uno de los principales sospechosos, no declaró. Montes declaró utilizando una estrategia para ganar tiempo. Finalmente, no aportó nada a la investigación. Hay un pacto de complicidad muy fuerte que ni siquiera se destraba con la recompensa anunciada a cambio de información. Los casos de trata cada vez son más frecuentes. Sacan muchas personas hacia el exterior todo el tiempo.

¿Usted considera que la búsqueda de Tehuel tuvo la repercusión necesaria?
En general los medios que más difundieron fueron los medios independientes o que responden a organizaciones. Los más grandes no difunden demasiado el caso. Salvo para darle un tratamiento amarillista buscando un poco de rating. Sinceramente es mejor que ni se acerquen para hacer un circo de lo que sucedió con Tehuel. Por otro lado, también los medios jugaron mucho con la temática de la transexualidad de Tehuel, cuando lo más importante es su desaparición.
Lamentablemente la lucha es ardua y somos tan solo la familia los que la estamos llevando adelante. Mis hijas y yo. La madre de Tehuel nunca estuvo presente. La novia de Tehuel estuvo al comienzo, pero después se fue alejando de nosotros y de la investigación.

Hace unos días, en un escrito leído por usted en una conferencia de prensa, usted planteaba su disconformidad con la investigación. ¿Podría desarrollar esa mirada?
Para mí la fiscal Karina Guyot está encarando de forma pésima la investigación. La cantidad de folios que escribieron me parecen desmedidos y exagerados. Por otra parte, los rastrillajes que se llevaron a cabo fueron muy precarios y desorganizados. Ella sabe que no solo hay una desaparición y muerte. Yo expresé categóricamente que es un caso de trata. Las búsquedas que realizaron las encararon haciendo demasiada pantomima, creyendo que de esa manera nos conformaban. Al principio, por mi desesperación y dolor, no me daba cuenta de cómo se estaba encarando la investigación. Poco a poco, fui tomando conciencia de lo desprolijo e inverosímil de los procedimientos. Ahora lo que busco es mostrar a la sociedad lo que sucedió con Tehuel y ver si alguien me puede ayudar. Necesito visibilizar más el caso para que realmente haya posibilidades de que Tehuel aparezca. Hasta ahora no estoy conforme en absoluto de cómo se llevaron a cabo las investigaciones. El tiempo sigue pasando y Tehuel no aparece.

Compartí en tus redes favoritas

Leer anterior

“¿Cómo hubiera sido mi vida si hubiese crecido viendo otros cuerpos?”

Leer siguiente

Analía Kalinec: historias de la hija de un genocida