La historia oficial: un clásico para volver a ver siempre

A 46 años del último golpe cívico-militar de nuestro país, La historia oficial sigue siendo una opción casi obligada para recordar cómo nuestro cine nacional abordó y aborda el horror de la dictadura.

Por Mariela Gurevich

El film se transformó en un clásico sobre la dictadura argentina y cada vez que lo volvemos a ver nos sigue interpelando en relación a nuestra historia personal y a la de nuestro país. La búsqueda de la identidad como temática central de la película, revisita una herida todavía abierta y es por esto que sigue vigente como en 1985, año en el que se estrenó. 
Alicia (Norma Aleandro) es una profesora de historia de clase alta que está casada con Roberto (Héctor Alterio), un empresario que se vincula con militares y empresarios extranjeros. Alicia hace su vida como si no hubiera desapariciones ni secuestros hasta que sus mismos alumnos, su compañero Benítez, otro profesor de la escuela donde ella trabaja, y su amiga Anita que recién acaba de volver del exilio le van abriendo los ojos sobre la realidad en la que vive. Este despertar de Alicia hace que comience a dudar sobre el origen de su propia hija traída por Roberto a la casa de ambos sin contar de qué manera había logrado adoptar a esa nena. 
El film de Puenzo, además de tener un gran guión escrito por el mismo director y Aída Bortnik, tiene como agregado el contexto de filmación. Si bien se estrenó en democracia, fue escrita durante el último año de la dictadura y esto trajo consecuencias también durante el rodaje. El elenco recibió amenazas de muerte en varias ocasiones y por esto debieron seguir filmando de manera clandestina en la casa del director. 


Muchas de las escenas fueron filmadas durante 1983, como la marcha de Madres de Plaza de Mayo que Alicia presencia cuando va a ver a su marido al centro. Esas tomas se pudieron lograr, según cuenta Puenzo, porque el equipo de filmación había conseguido credenciales de prensa y simulaban cubrir la marcha cuando en realidad estaban filmando partes de lo que sería la película. 
Una escena emblemática del film es el momento en el que Alicia pasa las hojas de una carpeta en las oficinas de Abuelas. Entre los expedientes de personas buscadas aparece la foto de una nena: Clara Anahí Mariani, nieta de Chicha Mariani. La foto es muy conocida ya que es a través de la cual se buscó y se busca a la nieta desaparecida. 
En este nuevo aniversario del golpe, La historia oficial es una necesidad . Haber sido premiada con un Oscar termina siendo anecdótico ya que la grandeza del film, la profundidad y la crudeza con la que trata el robo de bebés de la dictadura opacan cualquier galardón. 

*Se puede ver en Netflix en su versión restaurada estrenada el 24 de marzo de 2016.

Compartí en tus redes favoritas

Leer anterior

Fermín Rivera: “En la película, Rodolfo Walsh habla por sí mismo”

Leer siguiente

A.Habegger: “Es central pensar la historia en términos de lo cotidiano”