La Memoria no se borra: En Misiones el ejército mandó a tapar pañuelos

Por Editorial Sudestada

De la mano con la política de olvido del gobierno nacional, con la mentira como bandera y el intento de reescribir la historia, sin investigaciones, sin Memoria, Verdad y Justicia, y con el odio como movilizador; el ejército de Misiones mandó a sus cadetes a “tapar” pañuelos blancos de las baldosas. El argumento de dicho acto vandálico y fascista fue: “Es un símbolo que representa a una minoría”. Así lo definió el coronel Carlos Sanmillán -jefe de la brigada del ejército- mientras obligaba a los pibes a pintar, y Plaza de Mayo se llenaba como pocas veces, más cientos de miles de personas que salieron a marchar en todos los puntos del territorio nacional. Una minoría…

Nos persiguieron. Nos secuestraron. Nos torturaron. Nos fusilaron. Nos desaparecieron.  Nos tiraron vivos de los aviones. Nos robaron bebés, niños, niñas, y 500 identidades. Nos gritaron subversivos y nos llamaron terroristas. Nos prohibieron hablar y denunciar. Nos apuntaron y dispararon, otra vez. Nos volvieron a perseguir. Llamaron “locas” a quienes con ese mismo pañuelo blanco hicieron historia. Las amenazaron. Les pegaron. Les pidieron que circulen, y la ronda se multiplicó. Los indultaron y los escrachamos. Los liberaron y los volvimos a enjuiciar y a encerrar. Volvieron desde las “sombras” y los infiltrados de la democracia bajo el falso concepto de la “libertad”. Lograron que el pueblo votara al fascismo, y así festejaron en los penales de Campo de Mayo y de Marcos Paz. Sueñan con el indulto, pero no van a salir.

Creen que tapando pañuelos nos van a borrar. Pero no. Jamás pudieron y no van a poder nunca. Porque somos toda la historia que ni con un genocidio sangriento puedieron exterminar. Somos los hijos y nietos de las compañeras y compañeros detenidos y desaparecidos. Somos los hermanos de los bebés que seguimos buscando. Somos los hijos de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo. Somos el pañuelo blanco en la piel, la lucha en las calles, y la identidad de Memoria. Y ustedes, los que tapan pañuelos y festejan la sangre de los pueblos. Vaya diferencia.

Compartime!

Anterior

Para la “memoria completa”, abran los archivos

Próxima

Festival ARDE