“Lavanderas”: una obra sobre las mujeres y sus voces

Un ojito de agua. Unas telas blancas. Unas luces que dibujan las piedras grises donde están ellas, lavando, conversando, cantando. Un río que corre como la sangre en las venas de estas mujeres en pena que refriegan los restos de una metalera. Queda mucho por lavar, queda mucho por hablar. Una de ellas enseña a la otra a lavar las manchas de un modelo extractivista, será que no nos dimos cuenta de que todo eso está a la vista?

Por Melisa Cuitiño

LAVANDERAS

Dos actrices con una magnitud descomunal te transportan hacia el universo ancestral de las mujeres lavanderas de los ríos místicos de nuestra tierra. Son las voces juntas de todas las mujeres del pasado y del presente de esta ARGENTINA ardiente. “Hay que cuidar el agua” dicen, desde antes de nacer nos repiten eso, como un mantra. Algún día la sequía va a arrasar con todo, con los árboles que nos quedan, hasta con los recuerdos y los dolores, tomá pa que sepan! De eso habla esta obra, LAVANDERAS, del poder femenino que expone una fuerza extraída de otras latitudes, de una profundidad de las cavernas brujeriles. Sublime y masticando coca te lo dicen ellas, que pelean pero se quieren porque su territorio es sagrado y heredado. El respeto hacia la tierra es una promesa, es un lema que van a querer destruir los dueños de la metalera. Y algunos incrédulos se preguntarán, con inocencia y hasta con bastante ignorancia, que qué tendrá que ver pué las lavanderas con la intoxicación del agua, los venenos, las metaleras, los dueños, los usureros de las tierras?

Con convicción, las LAVANDERAS, que comparten el pan, alegrías, bailes y tristezas, van a ser honestas con sus penas frente al poder del hombre explotador, tiran abajo las vendas de los ojos que nos tapan el desastre ambiental y el despojo. Es urgente, es ahora, el negocio es más que un ocio. El metal está en el agua, en el aire, en las plantas. Y sí, pué, de eso se habla! También hacen alusión a la educación, y hasta mantienen con Alfonsina Storni una conversación. Es teatro, es ficción, es realidad e ilusión. Ellas son de Jujuy, de sangre originaria, te hablan el idioma de las almas en esta parte del mundo tan porteña, tan gritada y agitada. No hay nada que seguir aguantando, el tiempo se derrama y es momento de tomar las armas..Ellas vienen con sus cantos de pachamama entre ponchos y ropas blancas para recordar a sus madres, a sus abuelas y hasta al propio sistema patriarcal cargado de metal, y es hora de blanquear…estas mujeres hablan por sí mismas, son las actrices Andrea Bonutto – @andrebonutto – y Ana Cecilia Córdoba – @lachechu.cordoba – que interpretan esta historia que emociona.
El sábado 24 y domingo 25 en Complejo Teatral Ítaca – @itacacomplejoteatral –  la obra @lavanderasjujuy dirigida por Nacho Medina – @nachomedinaok , de la autora Elena Bossi, con música de Carmen Baliero y coreografía de Cuca Pon. 
Talento jujeño en la escena porteña. 

Compartime!

Anterior

Cromañón: un nudo que aprieta

Próxima

Gerardo Morales Negocios Mineros S.A