Los travesticidios de la policía

El oficial asesino de la joven trans Melody Barrera, Dario Cháves Rubio, fue detenido el jueves pasado y será sometido a un juicio por jurado en Mendoza. ¿Cambia algo en la justicia patriarcal de la provincia?

Por: Revista Sudestada

Melody Barrera una joven trans de 27 años fue asesinada en Mendoza por el oficial Darío Cháves Rubio. Su cuerpo lo encontraron en una de las “zonas rojas” de Guaymallén el sábado 29 de agosto y las pruebas del caso surgieron a partir de las cámaras de seguridad del lugar. El jueves pasado, el efectivo de 31 años que desempeñaba su oficio en la Comisaría Nº 34 de la localidad de Godoy Cruz fue detenido como único imputado en la causa que avanza como travesticidio.

Según informó la Agencia Presentes, Cháves Rubio deberá someterse a un juicio por jurado y esto implicaría la oportunidad de reflejar cambios en la perspectiva de género de la sociedad mendocina. La carátula del caso es “homicidio agravado por el odio a la expresión de género en concurso ideal con homicidio simple agravado por el arma de fuego más violación a las medidas de distanciamiento social obligatorio”. Si se confirma que Cháves Rubio estaba en función cuando mató a la joven la pena se agravará.

Un testigo con identidad reservada aportó un dato clave en la causa: al parecer, un rato antes del asesinato, el travesticida había tenido una discusión con Melody. La expectativa de vida de las personas travestis y trans es de 35 años y esto es, en gran parte, resultado de la exposición a la que se encuentran cuando son sometidas a ejercer la prostitución como “salida laboral”.

Esa es la realidad a la que se enfrentan todas las noches: la policía que debería cuidarlas las termina matando. ¿Cuántos travesticidios más hay que llorar? ¿Dónde está la igualdad prometida? El odio, el machismo y el mandato de masculinidad se expresa en estos travesticidios.

Compartí en tus redes favoritas

Leer Anterior

Los palazos Porteños para las enfermeras

Leer Próxima

Asya Çem: “La vida dentro de la lucha es nacer todos los días”