El estado proxeneta

“Cuando mi hija estaba secuestrada, fui a hablar con Menem pero me echaron y un comisario me dijo que vaya a mi casa porque podían desaparecer mis otros hijos”, contó Margarita Meira, fundadora de Madres de Víctimas de Trata. 

Por Nicolás Yoice 

Margarita Meira nació en Misiones. A los 18 años vino a Buenos Aires a estudiar. Abrió un comedor que aún mantiene y es fundadora de Madres de Víctimas de Trata. 
La trata de personas con fines de explotación sexual es considerada un delito, a nivel internacional, de lesa humanidad. Es el tercer negocio mundial que más plata genera, después del tráfico de armas y la droga. 
En 2008 y 2012 este problema fue incluido en la agenda política. En 2008 el país tuvo su primera ley contra este delito, pero había puntos increíbles, como por ejemplo: que las mujeres mayores de 18 debían “probar” que eran secuestradas y no que estaban por decisión propia. En 2012 esta ley fue modificada, las penas ampliadas y se agravaron las condenas. Sin embargo no hay cifras exactas sobre este negocio donde las mujeres, infancias y feminidades son las principales víctimas. 
Si ya de por sí, con leyes en el país es difícil la lucha contra la trata, imaginemos a Margarita y  tantas otras madres luchando a pulmón, sin ayuda del estado, sin ayuda policial, amenazadas y sin sustento económico. 
En 1991 a Margarita le secuestraron a su hija Susana (Susy). El hombre de 43 años que la secuestró se hacía pasar por su novio pero la prostituía. Tiempo después se enteró por un vecino de la peor noticia: “un taxista amigo escuchó, llevando de pasajero al asesino y al cómplice, que la habían matado”, detalla. Después de saber eso, se hizo presente en la comisaría quinta y la indagaron para saber cómo se había enterado. Empezaron a meter presión, y Margarita empezó a tener miedo. 
Ella ya sabía, que los asesinos  iban a desaparecer el cuerpo para borrar rastros -Margarita junto a su organización encontraron  dos cuerpos de mujeres desaparecidas, víctimas que son asesinadas por la trata cuando  ya no “resisten” y que son enterradas como NN, con la complicidad de los fiscales-. Querían correrla de la verdadera información: entre jueces, políticos y policías la desviaban del camino para que no llegara jamás a saber que le hicieron a su hija. 
El asesino de Susy es conocido como un sicario del poder, Luis Rafael Olivera. “Este hombre secuestra a pibas y las entrega a prostíbulos. El mismo me decía que él no va preso, porque si pasa, pone plata y arregla” afirma Meira. 
La impunidad continúa: se estima que a lo largo y ancho del país hay activos más de treinta mil prostíbulos,  a pesar de las leyes que los prohíben
Si hablamos de prostíbulos en Argentina, tenemos que mencionar a Shampoo y Cocodrilo, donde aparece el nombre de Raúl Martins, Gabriel Conde y también de Mauricio Macri. Raúl Martins, que hoy está preso (por qué está preso Martins), tiene más de 31 denuncias, que le atribuyen haber formado parte de una organización criminal dedicada a la explotación sexual de mujeres, mediante la implementación de locales comerciales catalogados como bares, cafés o whiskerías, la tapadera más común para los prostíbulos En esos “bares”  aparece el nombre de Gustavo Conde, su mano derecha y quien manejaba Shampoo y Cocodrilo en Capital Federal (boliches donde estaba Susy, hija de Margarita), que también tiene denuncias por trata de personas. 

Mauricio Macri junto a Juliana Awada y Gabriel Conde.

¿Cómo se relaciona el ex presidente argentino Mauricio Macri, con estos nombres? Existen fotografías que lo muestran en un pub de Méjico, junto a Juliana Awada, su actual esposa, y a Conde, mano derecha del detenido Martins. También pudo comprobarse que eran amigos y que Martins aportó a la campaña del PRO en 2011. “La hija de Raúl Martins (Lorena Martins) me dijo que llevaba plata de su papá a Mauricio Macri”, afirmó la fundadora de Madres de Víctimas de Trata. Raúl Martins, el acusado de tener prostíbulos en Argentina y México, hoy está preso.   
En este momento de la historia aparece el nombre de Lorena, la hija de Raúl Martins, quien le dio mucha información a Margarita Meira para que pueda saber de su hija y también de las demás chicas que su papá usaba como mercancía. “Lorena me contó que su padre era el que manejaba todo el negocio de la trata en el país”. 
No era la primera vez que Margarita chocaba contra el poder e impunidad de la política en estos temas: en el 91 cuando su hija hacía poco que había sido secuestrada, fue a la presidencia a hablar con Carlos Saul Menem (presidente) y Eduardo Duhalde (vicepresidente) pero la echaron, la amenazaron y un comisario le dijo “anda a tu casa que pueden desaparecer tus otros hijos”, frase que le quedó marcada para toda la vida. A pesar del miedo y las amenazas, Margarita continuó la lucha por saber qué había sucedido con su hija.. En el camino descubrió quiénes eran  Raúl Martins, y Gustavo Conde, los nombres de los jueces corruptos, y fiscales que firmaban actas para hacer pasar mujeres como NN.
Hoy Margarita afirma lo que todos ya suponíamos, que vivimos en un estado proxeneta, que el 145 -linea de asistencia y denuncia por trata de personas- es proxeneta,  porque cuando dos hijas de madres de la organización llamaron y pidieron ayuda fueron entregadas nuevamente al prostíbulo, y la asociación de Margarita las volvió a rescatar. Que Zaira Gatti, quien está desde el 2006 en el cargo de acompañamiento y rescate a personas de trata, también es cómplice. Y que el protex (Procuraduría de Trata y Explotación de Persona) es una fiscalía ayudante, no sirve y solamente puede mirar lo que hace el fiscal que lleva la causa.
No se respeta la ley, ni tampoco se respeta el tratado de derechos humanos y trata. 
-¿Qué mensaje le darías a las chicas? 
– Cuídense, no anden solas, si van a bailar, vayan acompañadas, si tienen novio, saquenle una foto, que confíen en los padres, que les cuenten todo”. 
Su organización está al servicio de las madres y víctimas de este negocio, con abogados, psicólogas, que trabajan gratis. 

A todos los que quieran colaborar con la causa de Madres Víctimas de Trata tanto en Instagram y Facebook pueden encontrar sus páginas.

Compartí en tus redes favoritas

Leer anterior

Willy Crook: “La música me ha usado de instrumento”

Leer siguiente

Mujeres atragantadas: la potencia de un grito