Otro año Sudestada copando la Feria del Libro

Dos semanas de Feria del libro donde pudimos compartir con nuestrxs escritxs y lectorxs jornadas maravillosas. Lecturas, firmas, presentaciones y encuentros en nuestros stands de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires. Nuestra familia es cada vez más grande y pudimos contar con la presencia de Nora Cortiñas, Juan Solá, Sofía Calvo, Cinwololo, Nina Ferrari, Esther Pineda, Marianela Saavedra, Natalia Bericat, Matías de Rioja, Cecilia Solá, César González, Cora Barengo, Alejandro Dolina, Dolores Reyes, Matías de Brasi, Mariela Peña entre otres. Una vez más recibiendo la confianza y el apoyo de miles que vinieron a visitarnos, a conocer a nuestrxs autorxs, a sacarse una foto con nosotres y a llevarse un pedacito de esto que somos: una editorial independiente, autogestiva, que hace todo con el corazón. 

Por Editorial Sudestada
Mientras algunos se relamen con el oportunismo de encontrar en la lectura y en los libros un negocio, de este lado de la trinchera elegimos seguir por otro camino, por ese lugar donde nos encontramos y nos miramos a los ojos sabiendo que un libro puede cambiarnos la vida. ¿Se puede tener el poder de decidir quien lee y quien no? Claro que sí. Nos apropiamos de esa capacidad y decidimos no aumentar nuestros precios para que no haya dudas que no hay cultura para pocos en un país donde necesitamos más pibes y pibas con un libro en la mano, con más ojos críticos mirando esta realidad que muchas veces duele y donde la poesía nos devuelve un poco de fuerzas para resistir. 
Estamos felices de haber compartido estos días con ustedes. Sin lectores no hay editorial. Sin libros y sin escritorxs con compromiso  no hay sueño posible. Tenemos un equipo que vale mucho y esta Feria ha dado cuenta de eso. Extrañamos a los imprescindibles como Hugo Montero, pero sabemos que su trabajo construyó este camino que caminamos juntes hoy. No hay futuro sin laburo colectivo. No hay nada sin la pasión con la que hacemos esta tarea todos los días. Gracias totales a esas almas que nos siguen bancando el corazón. Sudestada les abraza a cada une. Les compartimos algunos momentos que quedarán grabados para siempre en nuestra historia.

Compartime!

Anterior

“Cuando interviene el sistema penal, ya está muerta la mujer”

Próxima

Gianola, la Justicia, y la impunidad