Román presidente, Macri afuera

Por Editorial Sudestada

En una de las elecciones más calientes del fútbol argentino, Riquelme derrotó al macrismo y es el nuevo presidente de Boca.

“El club es de los socios” agitó la tribuna xeneize antes, durante y después de una elección determinante para el club de la ribera. Con los medios en contra, el gobierno actual operando, con Macri embarrando la cancha con la Justicia de su lado, postergando la elección y ayer domingo sin siquiera acercarse a ir a votar -para evitar el repudio de la gente que lo esperaba, de la misma manera que recibió a Milei entre insultos y abucheos-, Juan Román Riquelme hizo la campaña a la vieja usanza, con la gente en las calles, movilizando, al lado del hincha, entre banderas y bombos, mostrándole al Poder macrista -que pretendía regresar a Boca para culminar su sueño de convertirlo en una empresa- que el pueblo está ahí.
Ayer la azul y oro flameó con una sonrisa estampada y un abrazo multitudinario, porque los socios, los hinchas, y el ídolo más grande del club, derrotaron a Macri, Milei, y todo el séquito empresarial que prioriza siempre el capital por sobre lo humano, el exitismo futbolero por sobre los clubes, y que señala “hinchas de bien” con el odio a lo popular, al barrio, con el intento –nuevamente- de tribunas elitistas, de butacas lustradas, “simpatizantes” que aplauden y no se levantan de la silla, con sus camisetas originales entre papelitos de colores.
Ayer ganó el barrio, el club, los hinchas, los socios, y Román, que volvió a levantar otra conquista en Boca para convertirse por primera vez en presidente y soñar en grande.
“A Macri no lo vota más nadie”, dijo un hincha ayer. Y es por eso que no solo se ausentó del “gran día” en la Bombonera, sino que se infiltró –junto con su núcleo duro- en La Libertad Avanza para retomar el poder desde las sombras, como mejor se siente.

Compartime!

Anterior

Festival Sudestada: a resistir con poesía colectiva

Próxima

A un año de ser campeones del mundo