Gilda: cuando el pueblo la convirtió en santa

Quisiera no decir adiós,pero debo marcharme.No llores, por favor no llores,porque vas a matarme.No pienses que voy a dejarte,no es mi despedida.Una pausa en nuestra vida,un silencio entre tú y yo. En su cumpleaños número…

Leer Más