103 años de Rosita y festejo en Abuelas

En Abuelas de Plaza de Mayo hubo festejo, reencuentros, emociones, y así lo expresaron: “Es sabido que la casa de las Abuelas es una casa de encuentros, de compartir pesares, pero sobre todo alegrías. Ayer pudimos volver a encontrarnos para celebrar los 103 años de la Abuela Rosa. ¡Feliz cumpleaños, Rosita!

Editorial Sudestada

Estela, también regresó a la casona de Virrey Cevallos, después de unos meses, y Buscarita, la Abuela joven, junto a nietos, nietas, y colaboradores de la institución celebraron el encuentro entre compañeras y compañeros de lucha. Los recuerdo, las manos estrechadas, las miradas cómplices, colmaron una tarde de amor fraterno, a la que no le faltaron tortas caseras, churros y el tradicional chocolate de la Abuela Raquel que, desde algún lugar, controlaba los pasos correctos para que saliera el manjar. Marcela Bublick le regaló a Rosa una Zamba que todos entonamos con emoción. Un contingente de nietes se acercó desde Córdoba, otros participaron de la celebración por zoom desde las filiales de Rosario y Mar del Plata. “Esta es mi casa”, aseguró Rosa y alentó a los presentes a seguir encontrando nietos: “yo encontré muchos”, aseguró. El clima de festejos y la felicidad del reencuentro aún desbordan la sede de Cevallos, ojalá sea un augurio.”

Que esas sonrisas continúen. Que los abrazos sucedan. Que las lágrimas sean de emoción y felicidad. Que la lucha siga, que la causa sea de todxs. Que la próxima vez que nos toque escribir sobre Abuelas, sea por ese nieto o nieta que seguro encontraremos. 

Feliz festejo queridas Abuelas, nietxs y voluntades de la institución y la causa. Por todxs los que nos faltan encontrar y por más Memoria, Verdad y Justicia.

Imágenes: Gentileza de Abuelas de Plaza de Mayo

Compartí en tus redes favoritas

Leer anterior

Matías Barutta: “Pareciera que ya nos estamos acostumbrando a que se prenda fuego todo”

Leer siguiente

Borges todavía