13 de junio: la primera conquista

Recuerdo del tratamiento de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo en la Cámara de Diputados en 2018.

Nos volvimos marea para ponerle cuerpo a una lucha ancestral. Nos volvimos frazada para ponerle calor a una noche que insistía con congelarnos el alma. Nos volvimos abrazo para ponerle compañía al frío. Nos volvimos las históricas para hacer valer su recorrido y su pañuelo. Nos volvimos las hijas, las nietas, las madres, las abuelas y las tías. Nos volvimos todas aquellas que quisieron abortar y no pudieron y aquellas que abortaron y no sobrevivieron. Nos convertimos en grito para hacer escuchar nuestro pedido. Nos transformamos en las palabras de todas aquellas que no pudieron hablar.
Ese 13 de junio ganamos la primer batalla: despertamos la furia.

Compartí en tus redes favoritas

Leer anterior

A Lohana Berkins

Leer siguiente

No, eso no es periodismo