Abuso sexual en la infancia: La importancia de escuchar a lxs chicxs

La periodista Mariela Fernández contó que fue víctima de un abuso sexual en la infancia y remarcó el rol fundamental de lxs adultxs frente a estas situaciones.

La conductora de C5N Mariela Fernández estaba desarrollando una noticia sobre un abuso sexual en la infancia y quiso compartir su historia. Durante una entrevista en vivo, contó que fue abusada a los 10 años y recordó la importancia de que lxs adultxs estén atentxs a los indicios que suelen manifestar lxs niñxs en estos casos. “Yo no tuve la posibilidad de ponerlo en palabras porque me daba vergüenza y mi mamá no se dio cuenta. Recién hace pocos años pude expresarlo en una terapia y aun así me cuesta”, expresó.

Fernández explicó que fue su hermano menor quien se dio cuenta de lo que estaba pasando. En ese momento, en su casa decidieron no hacer una denuncia judicial, sino que cortaron el vínculo con la familia. “Pasaba esto, era de callarse, daba vergüenza”, recordó, y continuó: “Quiero ponerme en el lugar de esos chiquitos con quienes yo me siento identificada, donde no hay voz y no hay manera de expresarlo. Necesitamos de esos adultos para que estén atentos y para que visualicen eso que los chicos no pueden poner en palabras”.

Si bien los indicadores no siempre se detectan a simple vista, los cambios bruscos de conducta, pesadillas e irritaciones en los genitales son algunas de las manifestaciones que pueden ser llamados de atención. En ese sentido, la Educación Sexual Integral es una herramienta fundamental que ayuda a reconocer situaciones de abuso. Según un estudio del Ministerio Público Tutelar de la Ciudad de Buenos Aires, entre el 70 y el 80 por ciento de los niños, niñas y adolescentes de entre 12 y 14 años que pasaron por la Sala de Entrevistas Especializada del organismo pudieron comprender que fueron abusados después de recibir clases de #ESI.

Si sos víctima de violencia familiar o sexual, o sabés de alguien que lo sea, llamá a la línea 137. Es gratuita, nacional y brinda contención, asistencia y acompañamiento las 24 horas, los 365 días del año.

Compartí en tus redes favoritas

Leer anterior

Solange: Un adiós sin despedida

Leer siguiente

Vence el plazo para lograr el desafuero de Ricardo Bussi