Alicia Reynoso: “Fueron muchos años de silencio”

Alicia Reynoso es veterana de la guerra de Malvinas, enfermera de la Fuerza Aérea Argentina y una de las pocas mujeres que estuvieron en las Islas durante la Guerra. Años después recibieron el reconocimiento como mujeres, a pesar de que todavía figuran como “soldados”. En diálogo con Editorial Sudestada, Alicia nos contó de sus emociones y sentires cuatro décadas después de aquel 2 de abril de 1982.

¿Cómo sentís hoy este Aniversario, estos 40 años de la Guerra de Malvinas?
En este aniversario de los 40 años me siento con un profundo orgullo de haber defendido a la patria. Pero por sobre todas las cosas en estos 40 años, estamos conmemorando con más derechos, con más derechos adquiridos de aquellos que nos quisieron quitar por años.

¿Qué significaba ser mujer en las islas? ¿Qué tareas les eran asignadas? En estos tiempos, donde el movimiento de mujeres ha tomado tanto protagonismo, que lectura hacen ustedes, como mujeres en Malvinas, sobre lo que vivieron?
Nosotras, las enfermeras, estábamos en el hospital reubicable, en Comodoro Rivadavia. Atendíamos a los heridos, los conteníamos y los evacuábamos en diferentes aviones a los lugares que eran necesarios. Creo que estos movimientos de mujeres que se empoderan, desde el respeto y la verdad, hace que cada vez sea más fuerte la presencia de la mujer en  todos lados. Cuando la mujer se empodera, desde el respeto, el patriarcado frena. Significa que no pueden seguir pisoteándote cuando tenés la verdad en la mano y presencia suficiente como para que no te pisen nunca más. 

¿Te siguen apareciendo nuevos recuerdos de aquellos días?
Sí. Me siguen apareciendo nuevos recuerdos. Me siguen apareciendo momentos. Cuando nos juntamos las veteranas, que gracias a dios estamos vivas y cada vez más unidas, aparecen recuerdos que por ahí los teníamos olvidados. Fueron muchos años de silencio, muchos años de que nos bajen la autoestima, pero afortunadamente hoy tenemos voz, imagen, y no necesitamos que nadie hable por nosotras. Hemos empezado a hablar, y en estos 40 años más que nunca estamos hablando por todos lados. 

¿Cómo se construye hoy la memoria sobre lo que ocurrió el 2 de abril de 1982?
Creo que la memoria la tenemos que construir entre todos. Yo siempre digo regar la memoria. Regar significa no olvidar y por eso vamos por las escuelas. Vamos directamente a los niños, a aquellas personas del mañana para que sean quienes sigan con nuestra lucha, con nuestra fortaleza, nuestro amar a nuestro país. La posta la tienen que seguir ellos. Ustedes, los jóvenes. También queremos decir que vamos por las escuelas sembrando paz, sembrando el diálogo. que es la única manera para recuperar estas islas, que son nuestras por ubicación, por derecho, pero que hoy la bandera del pirata inglés flamea en esos sitios. Como dice Madre Teresa, el único camino es la paz y hacia eso debemos apuntar. Bastantes momentos difíciles hemos vivido estos años con la pandemia y creo que cada uno ya vive su propio conflicto, su propia guerra. Nosotras, desde las enfermeras, sabemos y tenemos el orgullo de haber defendido a la patria cuando esta nos llamó, pero también hemos sentido el dolor y hemos vivido el horror de una guerra. Por eso no queremos que se vuelva a repetir nunca más. 

De Malvinas al coronavirus: la historia de una enfermera en la línea de  fuego

Agradecemos profundamente a Alicia Reynoso por su testimonio y por las imágenes.

Compartí en tus redes favoritas

Leer anterior

El negocio de hacer que los alumnos coman mal

Leer siguiente

Norita Cortiñas: “Querido hijo, querida hija, acá estamos para luchar”