Crímenes de Familia: el personaje de Yanina

La actriz Yanina Avila es la revelación del nuevo estreno de la plataforma Netflix: “Crímenes de familia”. Pero al igual que su personaje, en la vida real es ninguneada: vive en condiciones precarias y ni pudo ver todavía su propia película. En esta nota exponemos la polémica que despertó el caso.

Por: Revista Sudestada

Tiene 29 años, es misionera, vive en una humilde casa en la localidad de 25 de Mayo, se llama Yanina Ávila y es la grata revelación de la película de Netflix “Crímenes de familia”.

Sin dudas, su actuación es una de las sorpresas que propone una película discutible — por sus lugares comunes, su pretensión políticamente correcta y las muy dispares actuaciones de un elenco formado por Cecilia Roth, Miguel Ángel Solá, Benjamín Amadeo y Sofía Gala—.

Yanina tiene una vida compleja. Vive en 25 de Mayo, Misiones, con su madre Norma y sus dos hijos de 9 y 4 años, y se gana la vida trabajando en el sector de limpieza del municipio local (actualmente se encuentra de licencia médica).

La entrevista de la polémica

Hace algunos días la actriz fue entrevistada por Julio César Correa para el sitio Red Magazine Central y en el contexto de entrevista señaló: “Para mi es un orgullo, esta es la segunda vez que trabajo en cine y la verdad me enorgullece saber que mi trabajo fue bueno. Esto me llena el alma”.

El rodaje de “Crímenes de familia” significó dos meses de grabación en jornadas de mas de 10 horas. “Todavía no vi la película, Me encantaría verla”, admite Yanina, que no tiene Netflix en su casa. “Lamentablemente en la parte económica no estoy nada bien, trabajo en el área de limpieza, vivo solo con mi sueldo. De la película no recibí un peso. En el contrato que firmé no figuraba ni una cantidad de dinero específico, solamente durante el proceso de grabación la producción se hizo cargo de mí y de mi hijo, que también forma parte de la película con sus pocos años”, agregó.

Aunque suene extraño, una producción de Netflix con el aporte del INCAA, con actores de los más reconocidos y de importante suceso comercial, no fue capaz de aportarle a Yanina algún tipo de compensación mínima o regular, ni siquiera facilitarle una conexión de Netflix (Yanina no tiene Internet tampoco). “Soy una luchadora, lucho para pagar el alquiler de la piecita en la que vivimos mis dos hijos, mi mamá y yo, lucho cada día”, explicó.

En otro fragmento de la misma nota, Norma, la madre de Yanina también quiso contar los difíciles momentos económicos que están viviendo: “Tengo 59 años, ama de casa, cuido los chicos y soy pensionada, tengo préstamos y lo poco que me sobra es para el alquiler, creí que esta sería una oportunidad para mejorar un poco nuestra situación pero lamentablemente no recibimos nada, con todo lo que ella hizo deberíamos estar mucho mejor, los grandes empresarios que están detrás de esta producción deberían ayudarnos”.

Un “malentendido”

A partir de la polémica que despertó su entrevista, Revista Sudestada se comunicó con Yanina. Ella nos derivó a su agente de prensa, pero todavía no nos responde nuestras consultas. El actor Pablo Tolosa también se comunicó con Sudestada para comentar que habló con Yanina minutos antes y que ella le dijo que se trató de un “malentendido” la cita en la que le explica al medio misionero que no cobró un peso por la película, pero que es verdad que todavía no la pudo ver.

Tolosa señala además que todo aquello que se puede hacer para visibilizar el excelente trabajo de Yanina, es positivo y es un modo de darle una mano en su difícil situación económica. Vale aclarar que a Yanina le hicieron notas de prensa solo los medios misioneros para el estreno, se la menciona pocas veces como coprotagonista y son escasos los fotogramas de difusión.

Ayer la periodista Sara Di Tomaso entrevistó a Yanina, quién le señaló: “Llegué a la película Crimenes de familia siguiendo los pasos que siempre doy, pero no puedo hablar mucho porque no me autorizan”.

¿Qué pasó?

1) El trabajo de Yanina Ávila es excelente en la película y por eso llama la atención las pocas notas de prensa, los pocos fotogramas de difusión y hasta que en algunos sitios de cine ni la mencionen como parte del elenco.

2) La entrevista del cronista misionero Julio Correa con Yanina (y con su mamá) en su casa de 25 de Mayo se hizo el miércoles 26 de agosto a la tarde y se publicó esa misma noche en el portal Red Magazine Central. La entrevista existió, le sacó fotos y las frases textuales de Yanina tienen respaldo en los audios. Es decir, está grabada la nota con Yanina y con su mamá. Y las respuestas citadas son textuales.

3) Yanina vive con su mamá y sus dos hijos en condiciones muy difíciles, muy precarias. Trabaja haciendo limpieza en una dependencia municipal (está con licencia médica) desde hace seis años, le cuesta mucho llegar a pagar el alquiler, no tiene internet (hasta hoy tampoco teléfono), y ni siquiera pudo ver todavía la película que co protagoniza.

4) Hoy nos comunicamos por mensaje con Yanina a su teléfono. No negó sus dichos, aclaró que sí cobró lo pautado y mencionó un “malentendido”. Ante la pregunta de si le parecía que ante el éxito de la película merecía algún otro reconocimiento, respondió: “Eso sí, eso lo digo”.

5) Otra periodista de Misiones, Pato López, comentó que ayer habló con la madre de Yanina. Su mamá confirmó que el pago que le correspondía a su hija se transfirió a su cuenta el jueves 27, un día después de publicada la nota en Red Magazine, seguramente por el revuelo que generó o podría generar el atraso.

6) Hoy se comunicó con Sudestada gente de Netflix para asegurar que todos los pagos al equipo fueron en tiempo y forma (es decir, antes del estreno de la película) y que pueden probarlo.

7) El pago que Yanina recibió por este co-protagónico en cine de una película exitosa es increíblemente bajo. Más aún cuando en la película también participó su hijo pequeño.

8) No es la primera vez que surgen problemas con trabas o dilaciones en los pagos que bajan del INCAA o de la Asociación de Actores cuando pasan por el Gobierno provincial y el Instituto de Cine en la provincia, según cuentan periodistas de Misiones.

9) Lo cierto: la información fue real, los textuales están grabados. Resta averiguar quién retuvo el pago correspondiente en Misiones.

10) Ayudemos a visibilizar el trabajo de Yanina. No puede ser que haya tan pocos fotogramas o que no participe de la difusión de su película, tampoco el que lo cobrado por ella haya sido tan bajo. Su actuación es la mejor noticia de la película “Crímenes de familia” y debería recibir una retribución acorde a su rol protagónico y desempeño actoral.

11) En Sudestada no mentimos ni publicamos fake news. Chequeamos con todos y el resultado es esta aclaración. Hablamos con Yanina y con el periodista y tenemos los audios de la nota. Desde aquí le mandamos un abrazo cordial a Yanina. Ojalá el mundo del cine y Netflix se acuerden de lo bueno de su trabajo y lo retribuyen de forma justa.

Compartí en tus redes favoritas

Leer anterior

Mujeres al combate: Pequeñas historias de grandes combatientes en los 70

Leer siguiente

Los dinosaurios discriminadores de siempre