Declararon culpables a los asesinos de la Masacre de Monte

El miércoles, cerca de las 22 hs., y luego de más de ocho horas de deliberación, declararon culpables a los cuatro policías que aquella noche decidieron asesinar a 5 chicxs. Se declaró culpable a Rubén García y a Leonardo Ecilapé por el delito de “homicidio agravado por el abuso de la función o cargo policial, y por ser cometido mediante arma de fuego”, y a los efectivos Manuel Monreal y Mariano Ibáñez por mayoría del delito de “tentativa de homicidio agravado por el abuso de la función o cargo policial, y por ser cometido mediante arma de fuego”. A días de cumplirse cuatro años de la “Masacre”, un poco de Justicia llega a los familiares, amigos, a Rocío, sobreviviente, y a quienes no olvidamos cómo unos uniformados salieron de cacería en San Miguel del Monte. En la madrugada del 20 de mayo de 2019 este grupo de amigxs salió a dar una vuelta en el auto. Un patrullero comenzó a seguirlos, se sumaron dos más, y los disparos se iniciaron contra el Fiat 147 Spazio, en el que viajaban Aníbal (22), Danilo y Camila (13), Gonzalo (14), que fallecieron, y Rocío que sobrevivió y que hoy tiene 17 años.
Afuera del recinto se escuchaban los platillos y redoblantes, la murga y el grito de lxs amigxs de Monte. También se escuchó a los gritos: “A mi hijo… lo mató la policía…”
Esa noche la lucha de familiares y amigxs logró que la Justicia esté a la altura, pero la Masacre de Monte no queda ahí, ni siquiera en estos 4 asesinos que les espera la cárcel. No olvidamos la responsabilidad del gobierno de María Eugenia Vidal en la provincia, de las complicidades municipales de Monte, de los intentos por tapar todo de la misma bonaerense, de las cámaras escondidas, de todo lo que sucedió detrás del asesinato de estos pibes, a quienes no olvidamos, y a quienes les debemos seguir luchando día a día para que el Nunca Más jamás se negocie, y el terror de chapa y uniforme no nos arrebate ni una sola vida más.

Editorial Sudestada

Compartime!

Anterior

“Nos están violando, torturando y mutilando a la hora de parir”

Próxima

Licencias parentales: en búsqueda de la igualdad en las tareas de cuidado