El aguinaldo no se toca

Por Editorial Sudestada

Cuando el nuevo gobierno asuma -el próximo 10 de diciembre- el aguinaldo lo esperan lxs trabajadorxs, que asfixiados ante la realidad que nos toca vivir, cuentan con un respiro momentáneo con ese ingreso. Javier Milei esquiva la respuesta, y habla del gasto público como el Debe y Haber de una empresa. Es que sin la idea del Estado como tal, y junto al capitalismo salvaje que pregona, las necesidades de la gente se convierten en un “gasto innecesario”.
78 años atrás los trabajadores y trabajadoras lograron el derecho laboral del aguinaldo. Y casi ocho décadas después, “la casta capitalista”-antes de asumir como gobierno- duda de si se efectuará el pago o no para laburantes estatales. La idea de Milei de destruir el Art. 14 bis de la Constitución Nacional, comienza a visualizarse pasito a pasito. Desde el Ejecutivo y con la saña liberal, hoy pone en interrogante un derecho indiscutible. ¿Qué pasará con el aguinaldo de ahora en más, con las vacaciones, las horas reglamentarias, las condiciones laborales, y los derechos de los laburantes, muchos de ellos que confiaron en el nuevo gobierno? Si desde el Estado se ejecuta acciones anti derechos para el trabajador, podemos imaginar la piedra libre del sector privado…
Desde las privatizaciones con cartel de remate, primeros despidos y aviso de suspensiones, aumentos especulativos de alimentos por la “libertad de mercado” de quienes pisotean al verdadero concepto de libertad, se suma el interrogante sobre un ingreso que el laburante espera, cada vez más.
La Libertad Avanza, el macrismo, menemismo, y los mismos nombres de la convertibilidad y las “relaciones carnales”, van contra nuestros derechos, de a uno, de a varios, y todavía sin asumir. Por todo esto, hablan de represión, y de la calle como un campo de batalla.

Compartime!

Anterior

Absolvieron al abusador de Luna

Próxima

La ronda de los jueves: el ejemplo de lucha de las Madres