Estás acá, compañero

3 años atrás, fallecía Hugo Montero, el emblema de Sudestada.

Quienes transitamos la vida junto a personas faro, como era nuestro compañero Hugo Montero, entendemos que las presencias en el cotidiano no siempre son físicas. Sus ausencias muchas veces nos paralizan, pero si logramos ver más allá podemos seguir compartiendo este tránsito que llamamos vida, a la que nos aferramos con toda la energía para que valga la pena. Eduardo Galeano, otro amigo de las letras que se fue unos años antes, nos dijo alguna vez en una entrevista en el Café Brasilero: “En los ritos llamados primitivos, y también en los civilizadísimos, se pide ayuda a los muertos de un modo más ‘autorizado’ por las buenas costumbres. Y bueno, sí, hay muertos que te pueden ayudar… A mí hay muertos que me ayudan: son los que vivieron de una manera que me permite pensar que en el mundo no estás obligado a andar agachado, y gente que dijo cosas, palabras que me resuenan adentro”. Así te sentimos, así siguen retumbando tus palabras.

Pasaron tres años y parece que fue ayer. No hay un solo día en que un pensamiento sobre alguna anécdota o posición política tuya no sobrevuele nuestra redacción y la vida de miles de personas que te conocieron y te abrazan en tus libros, artículos o entrevistas que quedaron para la eternidad. Esta realidad política que atravesamos seguramente te encontraría en alerta y preocupado, pero siempre con la mirada en el futuro y la posibilidad de cambiar las cosas que no te gustaban. Nada tiene que quedar como está cuando está mal, resignarse nunca ese el camino, luchar con alegría para vencer. Esas consignas de ayer y hoy nos mantienen junto a vos, a tu recuerdo vivo, a tu risa socarrona para que le bronca se convierta en acción.

Estás acá compañero, nunca te fuiste, nunca te irás.
Hugo Montero presente, ahora y siempre!

Compartime!

Anterior

Atentado político contra una compañera de H.I.J.O.S.

Próxima

Para la “memoria completa”, abran los archivos