Estrella

Por Florencia Guimaraes García (*)

Luchemos por infancias travestis libres de violencias.

Descalza corre por los frondosos pastizales del Sur, ella, una niña de ojos inquietos y sonrisa eterna pasa las tardes contemplando la naturaleza, ese bosque es su refugio luego de tanta solemnidad en el pupitre de la escuela, esa escuela donde ella no se encuentra, donde no encuentra nada que se parezca a su ser, donde su existencia o la existencia de las que son como ella no están, no existen en los libros de Historia, no son nunca la maestra. La niña juega con las flores que recoge en el camino, los colores de estas le recuerdan el arcoíris, ese arcoíris que se esconde cada vez que entra a la escuela, a su casa. Estrella no entiende porque cuando la llaman le dicen el nombre que también lleva su padre, no se anima a preguntar y prefiere pensar que es un apodo, ella siempre se sintió Estrella.

Pasa muchas horas en la escuela, sin ganas, pero siempre con una sonrisa, no entiende porque le prohíben ir al baño con su compañeras, o porque todos se ríen cuando camina, habla o se sienta con sus piernitas cruzadas, muy a menudo de la escuela citan a sus padres para hacerles la misma pregunta una y otra vez desde hace unos años ¿Están llevando su hijo al psicólogo?

La paliza es inevitable, ese padre que dice sentirse avergonzado por tener un hijo “así” descarga toda su ira en la espalda de Estrella, la madre en cambio apela al silencio mientras es cómplice y testigo de semejante aberración. La niña no entiende porque esas personas a quien ella admira y ama la castigan, perdona, y piensa están enfermos. Como cada día vuelve a la escuela cantando en silencio, pensando en colores, soñando el momento en el que nadie se ría de ella cada vez que la cruzan, sentada en el pupitre espera impaciente que suene el timbre para salir corriendo, para huir como quien huye para dejar atrás los tormentos.

Descalza y despacio Estrella se mete en el lago con sus ojos ya sin miedo, buscando esas sirenas de colores que la llevarán muy lejos.


(*) Es activista travesti, su último libro es La Roy. Revolución de una trava.

¿Querés colaborar con 100 pesos? Hacelo en este link.

Compartí en tus redes favoritas

Leer anterior

La noticia

Leer siguiente

Pelotudo