Femicidio en Entre Rios: el precio de la impunidad

El hijo de una ex jueza fue detenido por el asesinato de su pareja y la Justicia le otorgó prisión domiciliaria tras pagar 500 mil pesos de fianza.

Por: Revista Sudestada

Jorge Julián Christe, el joven imputado por el femicidio de Julieta Riera, fue beneficiado por la Justicia de Entre Ríos con una prisión domiciliaria. El hijo de la ex jueza Ana María Stagnaro pagó 500 mil pesos de fianza y podrá volver con una tobillera electrónica a su departamento en el octavo piso, el mismo en el cual Julieta fue golpeada y arrojada desde el balcón el pasado 30 de abril.

La decisión fue adoptada por la vocal de Juicios y Apelaciones 1 de Paraná, Carolina Castagno, que accedió al pedido de los abogados de Christie alegando que no existe riesgo de fuga ni de entorpecimiento de la investigación.

El femicida está imputado por el delito de “homicidio triplemente agravado por el vínculo, alevosía y violencia de género”, que prevé la pena de prisión perpetua. Julieta ya le había contado a sus conocidos que sufría violencia de género y la autopsia confirmó que se detectaron 31 lesiones, varias de ellas previas al femicidio.

¿Cuánto cuesta asesinar y salirse con la suya? ¿Qué precio tiene para la Justicia la vida de una piba de 23 años? ¿Hasta cuándo vamos a tener que ver la impunidad de las familias “bien” que usan sus privilegios para mover contactos, encubrir y arreglar todo con guita?

Compartí en tus redes favoritas

Leer anterior

Nenas, no madres

Leer siguiente

Fabian Tomasi, no te olvides de mi