Gatillo fácil: caso Cristian Farías

El 20 de septiembre se cumplieron siete años del crimen de Cristian Farías. Para recordarlo y seguir reclamando por justicia un año más, se realizó una marcha en Santiago del Estero. Cristina Farías, madre de Cristian, dialogó con Revista Sudestada y nos transmitió sus impresiones sobre el manejo de la causa. Asimismo brindó detalles sobre la convocatoria a la marcha.

Por Juan Borges

En la madrugada del 20 de septiembre de 2014 Cristian “Tino” Farías regresaba de su trabajo en una gomería del barrio 8 de abril. Contaba con 26 años de edad. Soltero, de profesión albañil, pintor y mecánico. Esa madrugada fue perseguido por la policía mientras se desplazaba en su moto con un amigo. Al llegar a la intersección entre las avenidas Moreno y Lavalle comenzaron a perseguirlo un grupo de efectivos de civil que comenzaron a dispararles a quemarropa. Cristian viajaba en la moto con un amigo llamado Ramón de 16 años. El primero falleció y el segundo permaneció herido hasta dos horas después que se presentó en el lugar una ambulancia y lo asistió. 
Los policías que dispararon a los jóvenes eran miembros del departamento de investigaciones de la policía de la provincia de Santiago del Estero. Serían identificados después como: Juan Carlos Aguilar, Marcos Cárdenas y Esteban Delgado.

¿Hubo avances en la investigación sobre el crimen de su hijo?
Lamentablemente no tuvimos avances desde el crimen de mi hijo hace siete años. La causa estuvo muchos años detenida. El culpable fue un abogado que tuvimos al comienzo. Ahora cambiamos y empezamos a tener algunos avances. Pidió una re-autopsia a mi hijo. Para determinar cómo perdió la vida. Sabemos que los culpables fueron tres policías. Estamos a la espera del resultado de ese estudio último realizado. Además estamos pidiendo al fiscal Cantos Álvaro el cambio de carátula y la elevación a juicio.

¿Cuál sería el cambio de caratula que ustedes están pidiendo?
Estaba caratulada como “homicidio culposo” y estamos pidiendo la recalificación a “Homicidio doloso “debido a que fue realizado con saña y por miembros de la policía en servicio. Al comienzo figuraba como “Homicidio culposo” porque querían hacerlo pasar como un accidente y aplicar una pena mínima. Sin embargo consideramos que no hubo ningún accidente. Fue un caso grave llevado a cabo por estos policías de forma deliberada y con saña.

¿No hay ningún detenido?
Al principio los apartaron de sus funciones pero con el tiempo comenzaron a trabajar nuevamente. Hay dos imputados pero transitan por la calle con total impunidad. Ellos son Marcos Cárdenas y Esteban Delgado. Con nuestro abogado actual estamos pidiendo que sean detenidos hasta la llegada del juicio.

Compartí en tus redes favoritas

Leer anterior

El forastero deseable / Juan Solá

Leer siguiente

Cartas para la manada: escenas de una escritura urgente