Humo en Rosario: “Literalmente no estamos pudiendo respirar”

Sebastián Pancheri

El humo invadió Rosario. El fin de semana hubo focos activos permanentes. Los incendios en las islas del Delta son la causa principal. Por este motivo la sociedad se movilizó en el día de ayer exigiendo respuestas. En el día de hoy, en diálogo con Editorial Sudestada, Ivo Peruggino, integrante de la Multisectorial Humedales Rosario, nos contó cual es la lucha que están llevando a cabo y cuales son las consecuencias de los incendios para nuestra tierra y nuestra salud.

Por Natalia Bericat

¿Cómo fue la jornada de ayer en la ciudad?
Ayer fue una concentración extremadamente multitudinaria. Se habla de 15.000 personas. Algo inédito, en cuestión ambiental, en la ciudad de Rosario. Por suerte muchísimo apoyo por parte de la comunidad, que surge de lo más profundo de la indignación de cada ciudadana y cada ciudadano por que literalmente no estamos pudiendo respirar. El humo llega a la ciudad y tiene múltiples consecuencias negativas para la salud humana, que va más allá de la picazón de ojos, el ardor de garganta o la tos, sino que mediano y largo plazo, generan muchos problemas de salud tanto a nivel de pulmones como a nivel de corazón. Eso que estamos respirando, que es un aire que ha llegado en Rosario a ser cinco veces más tóxico que lo que la salud humana puede tolerar.

¿Qué impactos tiene sobre la salud esta gran masa de humo?
Básicamente son partículas de plantas y animales quemados, eso es lo que estamos respirando. Pero esto es solo una parte de lo que nos vuelve al ser humano de todo lo que le hacemos a la naturaleza y la consecuencia de estos incendios van muchísimo más allá. Por supuesto, todas las demás especies, que la mayoría terminan muertas bajo el fuego y lo que está sucediendo, que es lo peor de todo, es que se está alterando un ecosistema que es nuestro principal aliado a la hora de poder mitigar las consecuencias de la crisis climática. El humedal tiene múltiples funciones ecosistémicas. Por nombrar solo un par, filtra el aire que respiramos y limpia el agua que tomamos quienes tenemos el privilegio de tener acceso al agua. En ese sentido son indispensables, aparte de ser increíblemente biodiversos que les brindan hábitat y refugio a las especies.

¿Nos contás un poco la importancia del Humedal y en que situación está el tratamiento de la Ley?
El humo llega a la ciudad y molesta, pero el fuego en el medio del humedal mata y transforma. Transforma ese ecosistema nativo, en algo que deja de ser humedal, que deja de brindarnos sus funciones ecosistémicas y eso es lo más terrible de todo. Ayer por suerte, como decía, hubo convocatoria, no solo de organizaciones socioambientales, sino también de organizaciones sociales, de sindicatos, de universidades, de Centros de Estudiantes. Esperemos que el poder político esté a la altura de las circunstancias. Están fallando en este momento los tres poderes del Estado. El poder judicial lleva dos años sin querer encontrar a nadie. No hay ni un solo detenido ni imputado. El poder legislativo hace cinco meses que tiene cajoneada, por segunda vez, el proyecto consensuado de Ley de Humedales. Un proyecto que serviría para empezar a pensar la idea de proteger y conservar los ecosistemas. Por otra parte, el Poder Ejecutivo no está haciendo lo que tiene que hacer. Los faros de conservación no están bien equipados. Los instalan y se incendia todo alrededor. El ministro Juan Cabandié está sacando su propio proyecto de Ley de Humedales que es totalmente regresivo, que elimina 25 artículos del proyecto consensuado y elimina 9 objetivos. Si esa ley sale sería tremendo por que le crea falsas esperanzas a una sociedad que está esperando respuestas. Le serviría a los ecocidas que están afectándonos a todes y a las generaciones futuras.

¿Cómo sigue esta lucha?
Si bien muy posiblemente haya otras movilizaciones durante el mes de agosto en la ciudad de Rosario, el primer fin de semana de septiembre, que cae tres y cuatro de septiembre, se va a cortar el puente Rosario-Victoria por más de 48 horas con acampe incluido. Es una medida de fuerza en conjunto con todas las provincias y todas las ciudades del país que defienden humedales. Vamos a estar manifestándonos el mismo fin de semana, pero cada une en su territorio, unificando toda esta movida con la gráfica, con algún registro audiovisual más algunas consignas que pediremos por el tema de la Ley consensuada.

¿Hoy realizaron otra acción?
Lo del Puente de hoy era algo de Mundo aparte, que es un Centro de Rehabilitación y liberación de fauna silvestre, que funciona en Rosario hace 21 años y yo trabajo ahí de forma voluntaria, y hoy lo que hicimos fue ir al peaje Rosario-Victoria a entregar folletos para explicarle a los conductores que ese puente corta al medio un Humedal y que conduzcan con cuidado para no atropellar animales silvestres que se suben al puente y están apareciendo atropellados y se suben escapando del humo. Es un puente que tuvo muchísimos impactos ambientales negativos, entre ellos que no tiene pasafauna.

*Las fotos son de Sebastián Pancheri @bastian_baltazar18

Compartí en tus redes favoritas

Leer anterior

Presentación de “Palo Pandolfo: De la noche a la mañana” en el Recoleta

Leer siguiente

“No me grites”