“No me grites”

Foto: Alain Laboile

Los gritos, las samarreadas en la calle, los tirones de oreja, los pellizcones, fueron prácticas que les niñes han tenido que pasar durante años. Si bien sigue ocurriendo, y cada tanto se les amenaza con “sopapos”, las niñeces han aprendido a expresar lo que sienten: “no me grites” es una frase que se repite en les peques que ya no quieren ser violentades.
Las infancias tienen derechos y necesitan que les escuchemos y respetemos. Criar niñes libres de violencia es una tarea de todes. El futuro depende de cómo estos nuevas generaciones ven el mundo y gracias a la ESI y a la apertura de derechos, hoy tenemos niñes con voz propia.

Hay una mirada social crítica ante estas actitudes donde se les grita o pega a les hijes. Dejó de ser un escenario normalizado el agredirles a la vista de todxs. Es importante que cada niñe tenga su lugar seguro donde expresarse, ya sea la escuela o la familia, para que esto no siga ocurriendo.
No les grites. No te lo estamos diciendo solo nosotres. Te lo están pidiendo elles.

Compartí en tus redes favoritas

Leer anterior

Humo en Rosario: “Literalmente no estamos pudiendo respirar”

Leer siguiente

Los abusos en el viaje de egresados