Caso Lucía Pérez: “Es un narcofemicidio”

Hoy, 8 de octubre, se cumplen cinco años del femicidio de Lucía Pérez. Después de una larga lucha todavía su familia sigue sin encontrar justicia. La impunidad sigue vigente y tanto Marta Montero, su mamá, como su padre Guillermo Pérez no están dispuestos a bajar los brazos. Sudestada dialogó en la jornada de hoy con Guillermo, quien nos brindó información sobre el caso de su hija.

Por Natalia Bericat

¿Cuál fue el recorrido que tuvieron que pasar en estos cinco años, Guillermo?

Estos cinco años de lucha han sido muy duros para nosotros porque desde el 8 de octubre de 2016 no hemos tenido respiro. Siempre en contra de la justicia y siempre queriendo tener la justicia para Lucía, que después de cinco años el Toc (Tribunal Oral en lo Criminal) Nro 2 nos tiene que llamar a juicio, nos tiene que dar fecha y también con el jury estamos a la presencia de que se elija el tribunal. El jefe del tribunal dará la fecha del jury.

Esta instancia de judicializar a la propia justicia es algo que casi no tiene precedentes

Claro. Estamos de acuerdo con que esto es un narcofemicidio. Estamos siempre hablando de narcos. Cumplen una condena de ocho años por narcos. Entonces, dejamos bien especificado eso: es un narcofemicidio y ocurren muchos en el país. Tenemos que distinguir los femicidios de los narcofemicidios. Hoy nos ponemos a sacar una conclusión, muy rápida, estamos por llevar dos jueces a jury por defender un narco. Hay una justicia narco.
Aparte de eso, hoy Juan Pablo Offidani, uno de los femicidas, cambió la defensa y está siendo defendido por “Givo”, un abogado que estuvo 30 años en la APDH y nos parece un horror.
Nosotros creemos que el narcofemicidio de Lucía es un caso de lesa humanidad.

Muchas veces los escucho decir que lograr justicia para Lucía es lograr justicia para todas. Lucía se fue transformando en el rostro del feminismo, que ya es la bandera de todas las mujeres.

Claro. Buscar justicia para todas quiere decir que tenemos que buscar la reforma en el poder judicial y que tenga la perspectiva de género que tiene que tener. Nosotros cuando hablamos de una reforma tiene que ser esto. Los jueces tienen que ser apercibidos por jury para que imparta justicia, porque para eso están. Nosotros lo que hemos acumulado en estos cinco años son todos los errores de la justicia. Estas son las cosas que hay que ver desde otro ángulo. Porque las leyes están, nada más que ellos no las quieren usar. Tenemos que hacer este apercibimiento al poder judicial porque no nos queda otra.

Y ahora, ¿Cuáles son los pasos que se vienen? ¿Cómo siguen las convocatorias y este camino de búsqueda de justicia?

Tanto el jury como la causa de Lucía están casi a la par. El martes empezamos a pedir que el TOC Nro 2 llame a juicio y que se empiecen a articular a la brevedad.
Ya es mucho el tiempo que hemos esperado para que Lucía tenga justicia. La justicia se tiene que poner en nuestro lugar y dar una fecha de juicio.

Compartí en tus redes favoritas

Leer anterior

El ojo que espía: desarchivo y memoria

Leer siguiente

Exceso de lobby: ¿en qué quedó la Ley de Humedales?