Los dos Esteban Bullrich

Ayer el senador nacional Esteban Bullrich implementó una particular técnica para ausentarse del debate paralamentario por la Reforma Judicial sin que nadie se de cuenta: un fondo de pantalla con su cara.

Esteban Bullrich, actual senador nacional, demostró que respeta tanto a sus votantes y se toma tan en serio su trabajo en el Senado y el debate sobre la reforma judicial, que ideó un mecanismo infalible y muy astuto: cuando se aburre, se cansa o tiene ganas de dormir la siesta y ausentarse de la discusión parlamentaria de un tema que su bloque define como importante, usa una gigantografía de fondo de pantalla de su cara que lo reemplaza.

Los memes y las redes sociales

La comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara alta sesionó ayer por la tarde mediante videoconferencia a través de la plataforma zoom, método implementado a partir del desarrollo de la pandemia mundial del Covid19 y la implementación de las medidas de Aislamiento Social y Preventivo. Esta aplicación permite colocar una imagen de fondo. Bullrich, creyendo que nadie lo notaría, se aprovechó de este recurso para ausentarse.

Los memes a través de las redes sociales no demoraron en llegar y “Esteban Bullrich” se hizo tendencia en pocos minutos.

El ejemplo macrista

El astuto ex ministro de Educación, el mismo que propuso reducir sueldos de trabajadores estatales algunos días atrás y que cuestiona históricamente a quienes supuestamente cobran sin trabajar, respondió a través de twitter: “Lamento haber distraído la atención de lo que importa; Hoy el oficialismo avanzó con la reforma judicial dándole dictamen (al que no pudimos acceder) a un proyecto que busca dar impunidad a algunos y que no resuelve los verdaderos problemas de la gente”.

Seguramente, sus votantes macristas están muy orgullosos con el desempeño parlamentario casi simpsonesco del perezoso Bullrich. Ahora se enfrentan a una duda: no saben si quien tiene mejor desempeño es el fondo de pantalla mudo o el propio senador cuando se levanta de la siesta y pide la palabra.

Compartí en tus redes favoritas

Leer anterior

Senegaleses en Argentina: Echando raíces

Leer siguiente

Berni en campaña con Facundo Castro desaparecido