Ni Una Menos Santiago del Estero: “Se debería contemplar las experiencias territoriales de las diferentes localidades”

Imagen: E. Rapetti Salik

En Santiago del Estero se viene trabajando principalmente en la visibilización de la problemática de la violencia por motivos de género y la promoción de derechos, desde la Dirección de Género, y apoyando actividades que llevan a cabo las organizaciones de la sociedad civil que trabajan la materia. Asimismo desde el 8 de marzo, se ha asumido el compromiso de trabajar con los municipios en el mismo sentido.

Por Ni Una Menos Santiago del Estero

Creemos que estas instancias simbólicas no son menores, que ha posibilitado la instalación de la problemática en la agenda estatal, y que esto se ha debido a la confluencia de los logros del Movimiento de Mujeres y Disidencias, con sus muy distintas líneas de trabajo. Sin embargo, consideramos que la situación es preocupante, no se están logrando reducir las muertes violentas de mujeres y diversidades, y la única solución que se perfila a los contextos de violencia parece ser la prisión preventiva y la cárcel para los agresores. Por eso consideramos que es necesario ir un paso más allá.
Por lo pronto, como personas que realizamos acompañamientos hace ya varios años, consideramos que nuestro territorio provincial requiere un sistema de abordaje integrado que debería, además, reunir, aprovechar y contemplar las experiencias territoriales de las diferentes localidades y las de las comunidades campesinas e indígenas.

Imagren: Prensa de Somos Barrios de Pie

Nuestras demandas apuntan principalmente a una mayor inversión en materia presupuestaria pero también, y sobre todo, a la reorganización del modo de trabajo institucional. Creemos que urge repensar el sistema de administración de justicia y demás instituciones vinculadas a la problemática. No sólo hablamos en términos de la necesidad de agentes estatales con perspectiva de género antiracista y de derechos humanos (que sin duda es prioritario), sino también a la revisión de las prácticas y dinámicas. Creemos asimismo que son prioritarias las políticas que tengan como objetivo el acceso al trabajo, a proyectos productivos colectivos y a la vivienda para mujeres y diversidades.
Entendemos que la violencia es una problemática muy compleja y muy generalizada, que se vincula absolutamente con los modos de vida en contextos capitalistas, donde la vida no está guarecida, donde las prioridades se vinculan a la propiedad de las tierras y los cuerpos, y la tendencia es la desintegración de los lazos sociales. Si vos le quitas a una familia o comunidad, (cuya responsable del hogar es en la mayoría de los casos una mujer) la tierra de la cual subsiste o la vivienda en la cual desarrolla su vida, y pasa a depender enteramente del mercado, lo lógico es que quede en situación de vulnerabilidad. Entonces, el reto es pensar cómo es la sociedad que queremos construir a la hora de planificar las políticas públicas, porque para prevenir y erradicar la violencia, las aristas a tratar son múltiples, y el primer lugar donde hay que poner el ojo es a la que proviene de las instituciones judiciales y los medios de comunicación, por su impronta de producción de sentido y de realidad.

Compartime!

Anterior

Río Negro: “hay mujeres que tienen que hacer 120 kilómetros para una audiencia con el juez”

Próxima

“En La Pampa no existen políticas públicas que tengan que ver con la prevención”