Río Negro: “hay mujeres que tienen que hacer 120 kilómetros para una audiencia con el juez”

Foto: Sudestada

Hay políticas públicas, pero que no estarían siendo muy eficaces, ni suficientes. Han ampliado la cantidad de comisarías de la familia o de horarios de atención, pero pusieron a atender a personal masculino y entonces ocurre que muchas veces las mujeres no denuncian o dudan de denunciar, sienten desconfianza para decir todo lo que viven, incluso en más de un caso ha pasado que el personal que ponen para recibir la denuncia sea el violento en cuestión.

Por Georgina Lira

También, sucede que acá tenemos tremendas distancias y hay mujeres que tienen que hacer 120 kilómetros para una audiencia con el juez y el traslado le puede salir hasta 10 mil pesos dependiendo en qué se muevan, o cómo puedan coordinar para ir. Ese gasto solo para llegar. A veces pasa que cambian las audiencias a otra ciudad, lo cual genera una enorme dificultad en cuestiones de tiempos, de gastos, porque además 120 kilómetros se hacen en tres horas.
Hay varias instituciones de la provincia que intervienen en violencia de género, pero también hay otras en donde se está aplicando el síndrome de alienación parental, separando a las mujeres de las infancias y entregándole la tenencia al violento e impidiéndoles el contacto.
Por otro lado, las políticas públicas demoran un montón, sobre todo la asistencia. Puede tardar cuatro, cinco o seis meses en llegar.
Hemos estado acompañando a mujeres en situación de trata laboral, hemos detectado algunas. Hay una persona que se está ocupando de trata en la provincia, y todo eso se vuelve muy frustrante porque en teoría hay políticas públicas pero después no te dan el presupuesto. Hay muchas personas ocupando cargos de decisión que no discute con perspectiva de género. Después, en el ámbito de lo privado, sabemos que siguen ejerciendo violencia.
Si bien hay avances, políticas públicas y leyes preciosas, está el ejemplo en el hospital de acá de Fiske: casi todo el plantel de ginecología es objetor de conciencia. Entonces, al menos hasta hace poco tiempo, las ILE las hacen personas o las hacían hasta hace poco médicas de otra ciudad. Hay mucha resistencia en el ámbito público.

Compartime!

Anterior

Chubut: “Hay cuatro presas políticas mapuche encarceladas por defender el territorio”

Próxima

Ni Una Menos Santiago del Estero: “Se debería contemplar las experiencias territoriales de las diferentes localidades”