Norita Cortiñas: “Antes de hacer desalojos, solucionen el problema de la vivienda”

Norita, nuestra querida madre de Plaza de Mayo, Línea Fundadora, no descansa, no claudica, no se guarda ni se calla. Desde la cuarentena obligatoria sigue denunciando cada injusticia, sigue acercando abrazos y fuerzas a quienes sufren y a quienes luchan. Por eso, cada jueves nos propone que la magia de la Plaza se transmita desde su casa en Castelar, hasta que vuelvan los abrazos en la Plaza de Mayo. Porque si de batallas se trata, Norita es una de las guerreras más valiosas a quienes todes admiramos. En este difícil presente que atravesamos, su mirada crítica nos acompaña como todas las semanas.

Por Revista Sudestada
Foto Doris Sanabria
 para Sudestada

Guernica: un problema de humanidad

Luego de diez días desde la prórroga del desalojo previsto en la toma de Guernica, el gobierno aun no se pronunció sobre cómo se va a manejar la situación. Desde su casa en Castelar, como todos los jueves, Norita Cortiñas insistió con la necesidad de que se respete el derecho de esas personas a tener un techo. “A las autoridades, el juez, el fiscal, los que tienen que realizar y firmar la resolución, los funcionarios del gobierno, el ministro, el Presidente de la República, quiero preguntarles. ¿Alguien puede creer que una mujer que se tiene que ir de su casa porque la acosa el marido o el compañero, a la que que el peligro de muerte la obliga irse a un terrenito desocupado, elije poner a la intemperie a sus tres o cuatro hijos? ¿O que una mujer embarazada que está por tener familia y no sabe a dónde va a parir puede tomar esa tierra y permanecer con una chapita y con una frazadita por placer? ¿O que una persona anciana que no tiene casa, con una jubilación que no puede pagar un alquiler, va a ir ahí a la intemperie a terminar de morirse sin nada para hacerle mal a otro? ¿Quién va a pensar eso? Es doloroso”, planteó.

“Los funcionarios son los mismos que estaban en el gobierno anterior y resulta que dejaron pasar el tema de la vivienda. La gente ya era pobre y ahora es más pobre”, continuó. En ese sentido, recordó un acampe de la comunidad Quom en Avenida de Mayo y 9 de Julio en la que, como siempre, dijo presente y acompañó su lucga. “Aquella vez, después de que el gobierno dijera que estaba haciendo tratativas, una mañana se apareció con un camión, arrió con toda la gente que estaba acampando, con toda la ropita que estaba mojada de la lluvia y el lavado precario, los metió en un camión, y los mandó a su provincia. Son los mismos, los mismos que no aprendieron, los mismos que vieron que los niños tenían que subir y preguntaban ‘¿a dónde vamos?’ Así va a pasar si desalojan Guernica. Los funcionarios no van a dar la cara ese día, pero los niños van a mirar los empleados, y les van a decir, ‘¿a dónde me llevas? ¿Tengo un pedacito de tierra? ¿Tengo una casita?'”

A su vez, la madre de todas las batallas insistió en que el desalojo es inconstitucional y llamó a reflexionar desde una mirada más humanitaria, que contemple los derechos de las más de 2000 familias que resisten en la toma. “La constitución dice tierra para todos y tiene que ser así. El Presidente de la República tiene que saber que la Constitución obliga al Estado a dar tierra al habitante que no la tiene. Antes de hacer desalojos, solucionen el problema de la vivienda. No pueden pensar que les dan dos mangos y que con eso se tienen que ir donde puedan, como escuche ayer a un funcionario. Piensen un poquito si tuvieran ustedes un padre, un hermano, un abuelito, que se queda sin un pedazo de tierra y se quedan en la calle propiamente. Acá no hay partidismo político, ni situaciones económicas que se pueden arreglar con cuatro pesos. Acá hay un problema de humanidad”, planteó.

Cristina Castro, una leona

Una vez más, Norita volvió a recordar a Facundo Castro y a su mamá, Cristina, que aún no tiene respuestas certeras sobre qué pasó con su hijo. “Ya sabemos los nombres de los responsables de la desaparición y muerte de Facundo Castro, y sin embargo, siguen estando ahí. Menos mal que Cristina es toda una leona defendiendo la vida de su hijo, aunque ya no lo tiene, cuando le dicen que se murió ahogado, que no tiene pruebas en su cuerpo de golpes de terceros. ¿Quién le sacó los manos, los brazos a Facundo, quién lo torturó?”, preguntó.

Para despedirse, Norita leyó unas palabras de Cristina y sostuvo que los organismos de derechos humanos van a seguir apoyándola y exigiendo verdad y justicia para Facundo. “Es inaudito que esto quede así. Son las mismas muertes, las mismas formas que con Santiago Maldonado, con Luciano Arruga, de todos ellos decían que se murieron solos y nadie los vio. No hay vergüenza, no hay dignidad en las autoridades para hacer tanto ocultamiento de la realidad”, concluyó.

#NORITA Y VOS

#NORITA Y VOSComo todos los jueves, #NoritaCortiñas te espera hoy desde las 16hs en las redes de #Sudestada para aportar su mirada crítica en tiempos de cuarentena. La escuchamos y vemos en vivo y en directo. Norita te espera hasta que vuelvan los abrazos.#RevistaSudestada

Publicado por Revista y Editorial Sudestada en Jueves, 8 de octubre de 2020
Compartí en tus redes favoritas

Leer Anterior

Socorristas en Red y las dificultades para abortar en aislamiento

Leer Próxima

Marco Teruggi: “El rechazo a la votación contra Venezuela es un signo de vitalidad”