Norita, Elia y Mirta volvieron a la Plaza de Mayo

Por Revista Sudestada
Fotos Sudestada y Ojo Nómade para Sudestada

Ayer las Madres de Plaza de Mayo, Línea Fundadora, reanudaron la querida Ronda de los jueves, pasado el tiempo prudencial tras la pandemia. Aquí les compartimos la palabra de Nora Cortiñas, Mirta Baravalle y Elia Espen. Sin dudas, una jornada cargada de emociones, luchas y de la palabra urgente ante tantas injusticias.

“Gracias por la presencia. Esta forma de comunicarnos que no son con palabras, sino con actitudes, con decisión. En lo personal, este momento para mí significa un reencuentro como la primera vez que tuvimos la posibilidad de llegar a la plaza frente a la casa de gobierno pensando que este grupito de mujeres iba a tener la posibilidad de que el presidente de facto que teníamos, el genocida Videla nos iba a escuchar. Que ingenuas y pobrecitas. Esos criminales y genocidas que hasta el día de hoy nos dejaron este sufrimiento de no saber dónde están nuestros seres queridos que se los llevaron de esa manera tan cruel. Nosotras sentimos su amor, cariño, ternura, tenemos ganas de abrazarlos a todos y todas, uno por uno. Quiero agradecerles y decirles que siempre estarán en nuestros corazones. Siempre estarán presentes nuestros 30 mil detenidos desaparecidos”. Mirta Baravalle

“Esto es muy emocionante, es reencontrarnos con nuestros hijos, hijas, nietos. A muchas de nosotras nos costaba pensar si llegaríamos a volver a la plaza con estas cadenas que teníamos, no poder gritar lo que sentímos acá en esta plaza que tiene la magia que le dejaron los militantes. Ayer se hizo ese recuerdo del día del militante, estaban nuestros hijos presentes. Pasó el tiempo y dijimos tenemos que volver a la plaza, tenemos que sentir palpitar el corazón como hicimos siempre exigiendo lo que sentímos semana por semana”.
“La fuerza del pueblo y la decisión de resistir a la injusticia y a que quieran avasallarnos cuando los milicos quieren mezclarse con nosotros y no pueden porque tienen la sangre podrida. Nunca Más. Todos van a tener el estigma del delito y del crimen. Nosotras tenemos la dicha, aunque no los tengamos, de poder reivindicar todos los días a nuestros hijos e hijas y seguir luchando por lo que ellos luchaban. Las madres de los milicos no pueden”. 
“Estemos atentas porque las madres y ustedes que nos acompañan, tenemos que acompañar hasta el último momento al pueblo en todo lo que es reivindicar la memoria, la verdad y la justicia y decir que no nos vencerán, que no pasarán, seguiremos peleándola. Después de este día glorioso, estamos acá por el compromiso de seguir luchando como luchaban nuestros hijos e hijas, vamos a seguir con los brazos en alto”. Nora Cortiñas

“Es muy emotivo. Pienso que si las baldosas hablaran contarían toda una historia tremenda que hemos pasado. Cuando pisamos estas baldosas sentimos muchísimo. Llegar a esta altura, los años y no saber nada. Yo acuso a todos los que se callaron, los que ocultaron. Vamos a averiguar qué pasó con cada uno de los adultos y con los niños. Gritar muy fuerte, acá estamos y no vamos a aflojar nunca, seguiremos nosotros que estamos ahora, pero detrás nuestro dejamos gente que van a seguir la lucha, esto no se termina. Gritemos fuerte para que escuchen en la Casa Rosada, que se abran los archivos. No se la van a llevar de arriba, en algún momento van a tener que pagar”. Elia Espen   

Compartí en tus redes favoritas

Leer anterior

Los amores urgentes / Juan Solá

Leer siguiente

Suave vorágine: la carne trémula de la poesía