Perpetua por los “Vuelos de la muerte”

Gustavo Molfino

46 años después la justicia reconoce que en Campo de Mayo se usaron aviones para arrojar personas secuestradas.El Tribunal Oral Federal 2 de San Martín condenó a cadena perpetua a Luis del Valle Arce, Delsis Ángel Malacalza y Eduardo Lance, integrantes del Batallón de Aviación 601, como a Santiago Omar Riveros, excomandante de Institutos Militares. El fallo marca un punto crucial al dar por acreditada la existencia de los vuelos de la muerte en Campo de Mayo como mecanismo de exterminio del terrorismo de Estado durante la última dictadura cívico militar. Después de 46 años del golpe la justicia reconoce que en Campo de Mayo se utilizaron aviones para arrojar personas secuestradas. En esta sentencia se los condena por secuestro, tortura y homicidio de cuatro militantes: Adrián Rosace, Adrián Accrescimbeni, Rosa Corvalán y Roberto Arancibia, que luego de estar detenidos y desaparecidos en el ccd de Campo de Mayo, fueron lanzados vivos desde los aviones del ejército. 

Por Jorge Ezequiel Rodríguez

Sin duda este fallo es importantísimo en la lucha por los derechos humanos, que además se da en un día significativo, en el que se cumplen 10 años de que la causa “Plan Sistemático de Apropiación de Menores” llegara a su fin.  En el juicio se habían investigado 35 apropiaciones y declararon unos 200 testigos. Ese día, la justicia condenó a 9 genocidas, entre ellos, el mayor criminal de la historia argentina: Jorge Rafael Videla a 50 años de prisión. 
Desde Sudestada nos comunicamos con Iris, mamá del “Negrito” Avellaneda, detenido y desaparecido en Campo de Mayo, con destino final en los denominados “Vuelos de la muerte”. y con Rodolfo, hermano de “Tota” Novillo Corvalán, militante cordobesa secuestrada, asesinada y arrojada al Río de la Plata. 

Iris Pereyra de Avellaneda
“Estos juicios y esta sentencia son un mimo al alma. Después de 46 años, por fin se reconoce la criminalidad de los genocidas, y la existencia de los vuelos de la muerte. Es una locura que 46 años después la justicia lo reconozca, pero a la vez es un paso importante. Lo que pido es que los genocidas paguen antes de morirse, que nos den información de dónde están nuestros hijos, hermanos, maridos, familiares. Se están yendo muchos, y la justicia es lenta, no podemos permitirlo más. A mí por ejemplo me hicieron declarar una decena de veces, y siempre les digo que tomen mis declaraciones y no vuelvan a hacerme decir lo mismo, que además que es algo muy doloroso de contar, los genocidas están esperando que una se equivoque para agarrarse de eso. Hoy celebramos esta sentencia, pero seguiremos luchando por todo lo que falta y para que haya justicia para lxs 30.000”. 

Rodolfo Novillo
“Acá está la parte emocional de este suceso, la parte política y la parte jurídica. Estoy con emociones encontradas que hacen difícil la manera de expresarme, se me parte la voz, pero a esta altura cada vez que hablo de mi hermana y de los 30 mil me genera un impacto muy grande. Creo que mi hermana de alguna manera se resiste a desaparecer de esta historia, recuerdo cuando apareció su cuerpo en la costa, el inicio de todas las investigaciones, los procesos judiciales del año 2000, la identificación del cuerpo, la volvemos a recuperar, y se sigue resistiendo Tota. Hoy condenan a estos genocidas, podemos saber quienes son los responsables de su secuestro, de su desaparición, y por suerte apareció en el 2010 un colimba que nos trajo la novedad de que Tota estuvo en Campo de Mayo. Finalmente se llega a este juicio y por más dudas que sigamos teniendo con la justicia, se les dio perpetua a estos 4 genocidas, y recién ahora le podemos decir “Tota, descansá”. Estoy seguro que nos está mirando y estas lágrimas tienen sentido, porque nos estará pidiendo que no aflojemos, que sigamos luchando, y que nunca bajemos los brazos. Lo de ayer nos genera la alegría de las condenas que se dan en el marco de las banderas de los 30 mil que se siguen levantando, y la lucha por la Memoria, verdad y justicia”. 

Imagen: Gentileza de Telam

Los testimonios de sobrevivientes y familiares fueron importantísimos, como también el aporte de los exconscriptos que cumplieron el Servicio Militar Obligatorio en esa guarnición militar, sobre el funcionamiento y dinámica de los Vuelos de la muerte. Entre los datos que brindaron hablaron del ingreso de una caravana de autos con personas fuertemente armadas, custodiando un camión frigorífico cerrado, con personas secuestradas y en la mayoría de los casos en mal estado físico. La apertura de barreras y controles para que el camión ingresara hasta la pista de aterrizaje, donde en algunas oportunidades ya estaba el avión esperando. La pista iluminada por el camión de bomberos. La droga que utilizaban para adormecer a lxs secuestradxs que eran subidxs a los aviones, y minutos después despegaban. También contaron de las torturas que ellos mismos sufrieron  y el miedo que tenían de estar en ese lugar, donde en ciertos momentos, durante las guardias, escuchaban gritos. Uno de los datos más interesantes que aportaron fue la existencia de un oceanógrafo que estudiaba las mareas y actuaba en la torre de control. Hasta este juicio se creeía en el general que sólo desde la ESMA se lanzaban los “vuelos” pero a raíz de esta condena se puede comprobar el siniestro plan de exterminio por parte de los genocidas, en el que siempre hay más por investigar, denunciar y condenar. También se remitieron testimonios al Grupo Clarín para que se adecúe una nota publicada el 24 de noviembre de 1977 titulada “Buscan a familiares de dos niños abandonados” sobre el secuestro y desaparición de Arancibia.
Además el Tribunal ordenó que el Cuerpo Médico Forense analice el estado de salud de Del Valle Arce, Lance y Malacalza para conocer si están en condiciones de salud para quedar detenidos en un establecimiento penitenciario.

Mega Causa Campo de Mayo
Mañana miércoles se conocerá la sentencia de la Mega Causa Campo de Mayo. Desde las 9, el Tribunal Oral Federal Nro.1 de San Martín escuchará las últimas palabras de los imputados. Luego de un cuarto intermedio, a las 14hs. dará su veredicto en el juicio por los crímenes de lesa humanidad cometidos contra 323 víctimas en la denominada Zona de Defensa IV, muchas de ellas, entre los años 1976 y 1978, secuestradas en el Centro Clandestino de detención Campo de Mayo.
Luego de más de tres años, en donde testificaron alrededor de 750 testigos por los hechos reprochados a un total de 23 imputados, la Mega causa Campo de Mayo llegará a su fin. Entre los imputados, 10 no tienen condena previa, 9 ya han sido sentenciados por otros delitos, 3 han fallecido a lo largo del debate y uno fue excluido ya que se suspendió el proceso por incapacidad sobreviniente. Abuelas de Plaza de Mayo expresa: “Nuestra asociación querella contra 8 miembros del Ejército, la Policía Federal y la Gendarmería Nacional, por los crímenes cometidos en perjuicio de 46 víctimas, entre ellas 14 mujeres embarazadas, 9 padres de niñas y niños apropiados, y otros 23 casos vinculados. De los niños nacidos durante el cautiverio de sus madres o secuestrados junto a sus padres y madres, ya se han restituido cinco casos, pero aún buscamos a diez de ellos, hoy adultos.”
Estos juicios y la sentencia sientan una base fundamental, por más que la injusticia caminó durante 46 años. Hoy los responsables de los vuelos de la muerte quedan detenidos con cadena perpetua gracias a la lucha de los familiares, sobrevivientes, y del movimiento entero por los DDHH, que sigue siendo ejemplo para el mundo, y seguiremos luchando para que los genocidas no eludan a la justicia,  paguen los crímenes y no mueran en libertad, para que algún día podamos contar con la información de dónde están nuestrxs compañerxs detenidxs y desaparecidxs, y los más de 300 nietos y nietas que nos faltan encontrar. Hoy celebramos este juicio, mañana escucharemos la sentencia de la Mega causa de Campo de Mayo, y el resto de los días seguiremos construyendo Memoria.

Esta imagen tiene un atributo alt vacío; el nombre del archivo es BANNER-coloaborar.gif
Compartí en tus redes favoritas

Leer anterior

De cómo una Paloma fue capaz de volar, aún llevando a cuestas un Elefante

Leer siguiente

Walter Lezcano: “hay que sostener el valor de ser revulsivos desde la poesía”