Rafael Nahuel: Cuando no hay justicia, hay Memoria

Por Editorial Sudestada

Luego de seis años del asesinato a Rafael Nahuel, el mismo día que velaban a Santiago Maldonado, El Tribunal Oral Federal de General Roca condenó al prefecto Sergio Cavia a cinco años de prisión por homicidio agravado cometido en exceso de legítima defensa, y a otros cuatro prefectos: Francisco Javier Pintos, Juan Ramón Obregón, Carlos Valentín Sosa y Sergio García, a 4 años y medio como partícipes necesarios.

Más de dos meses de juicio, 20 audiencias, 63 testigos, y una Justicia cómplice del Poder de turno, con Macri como presidente y Patricia Bullrich como Ministra de Seguridad. Dos grandes responsables, que hoy vuelven a ser gobierno, y que no pasaron por estos Tribunales ni para ir al baño. 

El 25 de noviembre de 2017, integrantes del grupo Albatros de la Prefectura ejecutaron a Rafa, un pibe joven mapuche estaba defendiendo su territorio. Primero el silencio, luego la complicidad, y posterior el olvido de un gran sector que depende a quién asesine el Estado habla o calla. Pero cuando no hay justicia, o la misma es a medias, hay Memoria. Y acá no nos vamos a olvidar, porque el gen de la memoria es comprender la injusticia y la impunidad de un sistema capaz de disparar contra los jóvenes y los luchadores, que los persigue, los estigmatiza, y los transforma en enemigos. 

Rafita presente, como cada pibe y piba que la chapa y uniforme, la orden siniestra y desde las sombras de arriba, y los abusos de poder de las fuerzas de seguridad, nos arrebataron en todos estos años. Acá nadie olvida. Pero no hay justicia, hay Memoria.

Compartime!

Anterior

De la escuela de Videla y Pinochet

Próxima

Silvio Rodríguez: El necio cumple 77 años