Thelma Fardin: “No podemos permitir que nos adoctrinen”

Con el juicio oral en su etapa final, el pasado martes 8 de febrero el Tribunal Superior de Brasil decidió que no era de jurisdicción federal el juicio contra el actor Juan Darthés en la causa de abuso contra Thelma Fardin. Su resolución: la causa vuelve a foja cero. Revictimización y una justicia patriarcal y cómplice que busca silenciar un grito unánime. Justicia por Thelma, justicia por todas. El jueves 10, frente al Consulado de Brasil, Actrices Argentinas convocó a una jornada de apoyo a Thelma y Sudestada se hizo presente para acompañar este pedido de justicia.

Por Gaby Ratner

El caso de Thelma Fardin nos interpela a todas. Como bien afirma ella cada vez que alza su voz, “Si yo, que con toda esta estructura y todas estas cámaras adelante sigo estando en desventaja, que queda para todxs aquellxs que se animaron a denunciar y que están en el anonimato”. Sin embargo, ese ´privilegio´ no debe invalidar el dolor y la constante revictimización a la que se la somete, manipulando la causa a través de tecnicismos absurdos que no hacen más que beneficiar a su abusador.
“Si la justicia no nos da el paraguas para poder dejar asentada nuestra palabra, nos está diciendo que no podemos denunciar este tipo de delitos, y eso es doblemente peligroso. Por un lado, nos dicen que si nuestra denuncia prescribió no podemos ir a la justicia, y por el otro, si lo contamos, somos nosotras las llevadas a la justicia – tanto en lo penal o en lo civil-, por parte de nuestro abusador”, manifiesta Thelma, dejando en claro cómo el sistema de una u otra forma deja en evidencia su trampa.
Respecto a esta resolución, Thelma explica con claridad que no la esperaban, aunque no tenían ninguna duda que la estrategia de parte de la defensa de Juan Darthés era evitar por todos los medios que se llegue a una sentencia. “No sabemos hasta qué punto pueden escalar las influencias y el poder. Hasta el día de hoy no podemos acceder al expediente completo para saber por qué fallan de la manera que fallan. Si yo tuviera que volver a declarar seria profundamente revictimizante, fue muy virulenta la defensa conmigo, fui yo la sentada en el banquillo de los acusados (…) entonces pensar en volver a foja cero es un escándalo a nivel internacional porque se involucran a tres países”.

La parcialidad y un claro mensaje de adoctrinamiento   

“Hasta acá a mí fue a la única que se le hicieron pericias, él tiene una sola pericia de parte, que circuló por los medios, lo que significa que fue pagada por él. Durante el juicio me sometí a pericias tanto ante justicia nicaragüense como en la brasileña, algo que el juez no pide, sino que es una pericia de parte pedida por la defensa. Una vez más Darthés me sienta a mí en el banquillo de los acusados”.
“Me parece que acá falta enormemente perspectiva de género. En un juicio que es sobre abuso sexual, no pueden frenarlo en el medio. Además, deberían notificarme, porque yo no estoy teniendo participación, porque a las víctimas no nos dejan participar, no nos dejan escuchar”.
Si bien se siente agotada, y remarca que les hacen perder el tiempo a lxs testigxs y a todxs lxs que la acompañan, tiene muy en claro que están apelando desde el principio a cansarla, pero no lo van a lograr. “Esa es la responsabilidad enorme que yo siento a la hora de seguir adelante. Son muchísimas las víctimas de este tipo de delito; mujeres, hombres, niñas y niños que se animaron a romper el silencio. No podemos permitir que nos adoctrinen”, y una vez más su mirada se llena de emoción y fuerza.
Estamos cansadas, pero estamos juntas. Existe algo muy poderoso en este nosotras. No hay foja cero, mientras tengamos memoria y nunca más permitamos que nos silencien.
Justicia por Thelma, justicia por todas.

Compartí en tus redes favoritas

Leer anterior

La campana de cristal: Terapia de choque

Leer siguiente

Suriana: “Quise rescatar la parte íntima de la Guerra en Siria”