¿Y las denuncias falsas?

Imagen: Sudestada

Hablemos de las “denuncias falsas” que los antiderechos esgrimen alegre e irresponsablemente frente al flagelo del abuso sexual contra las Infancias. Estos y estas antiderechos eligen ignorar conscientemente las brutales estadísticas publicadas por instituciones como UNICEF, la ONU, la OMS  y otros organismos y especialistas.

Por Cecilia Solá

La Organización Mundial de la Salud informó en su último reporte que una de cada cinco niñas y uno de cada trece niños son abusados sexualmente antes de los 18 años. Nadie habla formalmente de los abusos contra las Infancias trans, pero a juzgar por lo que cuenta la comunidad, el porcentaje es aún mayor.
Según el Programa Nacional Las Víctimas contra las Violencias del Ministerio de Justicia de la Nación, desde 2017 a octubre de 2022 hubo 14.424 niñas, niños y adolescentes víctimas de violencia sexual (el 77,6% femeninas, y un 21,2 masculinos). El 84.7% de los abusadores eran varones del circulo más cercano a la víctima. Progenitores, otros familiares  y padrastros, en ese orden.
Sin embargo, ¿las denuncias falsas existen? Según una investigación llevada a cabo por la Fiscalía General del Estado, en España, las denuncias falsas representan el 0.03%. Menos de 1 cada 100.
En Resistencia, Chaco, una Madre Protectora enfrenta un juicio por incumplimiento judicial al negarse a entregar a la niñez a la familia del abusador, con quien comparten vivienda.
La madre de la niña Arcoíris se encuentra bajo prisión domiciliaria por la misma razón, por orden de la justicia riojana.

Imagen: Sudestada

La Niña Lila fue arrancada de los brazos de su Madre Protectora entre gritos y llantos. La metieron en un patrullero y manejaron hasta La Rioja, donde la mantuvieron prisionera en un dispositivo estatal durante 22 días, sin ver a su mamá o su abuela. Todos los días trataban de convencerla de que “tenia que ir con su papá o quedarse ahí”.
Una niña de 13 años expuso en las redes que su padrastro y hermanastro abusaban de ella. No le creyeron y la nena se mató.
¿Les preocupa el 0.03%?
Capaciten y exijan Perspectiva de Género en quienes están encargados y encargadas de recibir denuncias, en quienes deben entrevistar a las niñeces, en los funcionarios y funcionarias del Poder Judicial.
La Perspectiva de Género, contrariamente a lo que intentan hacernos creer, no es la idea de que las mujeres siempre tienen razón, sino la capacidad de leer una situación por fuera de estereotipos y roles de género que perpetúan la violencia sobre mujeres e infancias.
Si la justicia, el sistema educativo y de salud pública hubieran aplicado la Perspectiva de Género, tal vez Lucio Dupuy estaría vivo, porque hubieran detectado a tiempo los abusos que sufrió, en vez de asumir que tener vagina nos convierte automáticamente en madres responsables
La Perspectiva de Género y Derechos Humanos en el trato a las infancias les enseñará que las infancias no mienten. Los abusadores sí.

Compartime!

Anterior

“Diciembre 2001”: voces para reconstruir la historia argentina

Próxima

Guevara no para de nacer